El estado corporativo en Colombia

21 03 2007

El discurso en contra del estado corporativo en Colombia es recitado casi como una oración por los retractores del presidente Álvaro Uribe Vélez y de su proyecto de seguridad democrática. Sin embargo resulta incipiente analizar el problema político colombiano desde la dicotomía del estado social de derecho y el estado corporativo. Para que el debate sea de verdad favorable es necesario analizar los problemas de fondo del sistema social colombiano, de su historia y de su actualidad. De este análisis se desprenden gran cantidad de preguntas que debemos contestar cada uno de nosotros desde una crítica axiológica personal y objetiva. ¿Qué móviles llevan al presidente de Colombia a implantar un modelo de corte corporativista en Colombia? ¿Por qué encuentra tanto apoyo? ¿Cual es la propuesta de la oposición? ¿Por qué surge esta dicotomía? ¿Que sectores de la población están siendo afectados por una o por otra postura?…

Por estado corporativo entendemos a un estado en el que la figura del presidente es investida de poderes supremos, donde hay un poder gubernamental y una tendencia a que las instituciones políticas giren en torno al poder y al prestigio del presidente. Esto en Colombia es claramente notable. Frente a los últimos acontecimientos de la política desde el inicio del periodo presidencial de Álvaro Uribe hemos visto como se ha fortalecido el presidencialismo y la figura mesiánica que se tiene del jefe de estado. Esto sin duda va en detrimento de la democracia, la ciudadanía y de la libertad propia de los objetivos ortodoxos de la modernidad.

Sin embargo no es lo mismo analizar los procesos corporativistas que llevó a cabo Hitler o Mussolini con los que se dan hoy en Colombia, como tampoco es lo mismo que por ejemplo en suecia se llevaran a cabo procesos corporativistas a que tuvieran lugar en Colombia, pues las realidades sociales no son equiparables.

Los presupuestos del estado corporativo sobre la potestad del gobernante se sobreponen a los contenidos y los objetivos del estado de derecho, pues al enaltecerse el poder y la figura del presidente se esta llevando a cabo un proceso de transformación hacia la concentración del poder en manos de un gobierno, lo que en ultimas consecuencias se pude convertir en un régimen político autoritario o en el peor de los casos totalitario. Sin embargo la realidad política colombiana obliga a que este análisis no se quede solo en lo teórico.

El problema que atraviesa Colombia es de gobernabilidad, de inseguridad y desconfianza frente a las instituciones públicas. Desde esta perspectiva se puede decir que el modelo de “seguridad democrática” del presidente ha generado resultados que lo legitiman: una popularidad de un 70% y una credibilidad fuerte del electorado, un debilitamiento del las organizaciones narcoterroristas y una gradual reactivaron del comercio y el agro. El presidente ha respondido a lo que prometió: “mano dura y corazón firme” y por esa razón fue reelegido.

Ahora bien, la postura de la oposición es fortalecer el estado social de derecho, quitarle poderes al presidente, defender a capa y espada las instituciones públicas y las premisas de un estado “semi-benefactor”. Es en este punto donde hay que entrar a analizar el papel de la ciudadanía y su visión de lo que sucede. En este análisis observamos que los que están con la “izquierda” son en su mayoría los empleados públicos y sus familias, los profesores y universitarios y en general la clase “menos” favorecida de la sociedad. Por otra parte los empresarios y las clases “altas y medias” de la sociedad apoyan el discurso de Uribe. ¿Quién tiene la razón?¿a quien dar mas importancia? Es posible responder esta pregunta desde la visión del progreso y del desarrollo que existe a nivel mundial.

El modelo neoliberal como baluarte del capitalismo exige unas premisas básicas para su existencia, las economías que no las cumplan estarán desarraigadas del sistema internacional y serán desplazadas hacia un plano inferior. Desde este modelo económico es posible afirmar que le conviene mas a Colombia tener un ambiente seguro para la inversión de industrias transnacionales y para el desarrollo de los sectores industriales, comerciales y turísticos del país. La oposición no ha dado muestras de que sus políticas favorecerán estos sectores, en cambio el presidente Uribe con su modelo de estado corporativo si. En últimas, en el juego del poder eso es lo que importa: resultados.

Entrar a juzgar éticamente lo que es mejor o no para el sistema político colombiano desde esta lógica resulta inútil, los mas de 6 millones de electores del presidente no buscan que se fortalezcan las instituciones, o que se favorezca la democracia y el parlamentarismo, lo único que buscan es desarrollo económico, el cual solo es posible sobre los cimientos de la credibilidad y la seguridad.

Es por esta razón que el discurso anti Uribe no cala en la población, porque fuera de que encierra muchas verdades sobre la divinización del presidente como ente supremo y dirigente absoluto del estado, no representa los intereses del sector económico del país, que en ultimas es quien decide, pues si algo nos ha enseñado la historia es que no existen filántropos y que todas las relaciones políticas están subordinadas por el dinero.

Una reflexión final apunta a que no podemos desconocer los grandes errores del gobierno actual, no podemos tampoco ignorar el devenir histórico de nuestro país, el cual es el que legitima lo que hoy se vive en Colombia, y no podemos ser portadores de fanatismos enceguecidos que restringen nuestro espectro analítico.

 

 


Acciones

Information

9 responses

21 03 2007
Carlos

Saliendome un poco del tema, habló el “lamer” eliminador de Blogs: http://www.espacioblog.com/aprix11

22 03 2007
Carlos

Bueno, no estaria muy de acuerdo de que el modelo de Uribe es un estado corporativo, empezando porque en realidad, para mi ese termino significa otra cosa (ver corporativismo). Sinplemente diria que Uribe es un anti-liberal mas, pero uno que le da la importancia que se requiere a la seguridad(historicamente la función principal del estado) y ha implementado acciones para reducir el estatismo.

22 03 2007
Hi6uera

pero esas acciones para reducri el estatismo se han convertido en acciones para ampliar el presidencialismo no?

22 03 2007
Carlos

Pues Uribe solamente ha solicitado facultades especiales al congreso para reformar el estado y fue algo temporal, pero aparte de lo de la reelección, no he visto cambios, tu me corriges, en la constitución para darle mas poderes al presidente y al ejecutivo.

Saludos,
Carlos

22 03 2007
DieGoth

A Colombia le falta muchísimo para llegar al nivel de libertad de mercados que se ve en el primer mundo.

De hecho, apenas estamos menos peor que Venezuela según un informe sobre índice de libertad de mercados en América Latina. Considerando que Venezuela es un país con niveles de libertad de mercados bajísimos, de los más bajos a nivel mundial, apenas por encima de países oficialmente comunistas, la situación de Colombia es crítica.

Uribe es un reformista tímido. Sí ha hecho algunos cambios para aligerar un poco la carga estatal, pero se le nota la influencia de la ideología tradicional colombiana. Por eso con él jamás alcanzaremos una economía realmente dinámica, pero considerando las demás opciones que hemos tenido, podemos decir que tuvimos mucha suerte de que ganara dos elecciones seguidas.

Hi6uera dice que el estatimos se ha venido reduciendo a costa de aumentar el poder de la figura presidencial. Eso puede ser cierto, pero hay que tomar en cuenta que esa figura necesitaba fortalecerse de todos modos.

Los gobiernos anteriores prácticamente se enfrascaban en un juego entre gobierno y congreso, en el que ninguno le apostaba a dar un paso osado hacia la superación de los mayores vicios del país. Y por el lado del congreso, definitivamente jamás veremos ese paso de manera espontánea, así que la única salida era mediante el presidencialismo, que aún puede ser un arma de doble filo, si llegáramos a tener un presidente como Chávez, por ejemplo.

Yo a Colombia le pongo, si no ganan las elecciones las mafias liberales tradicionales ni el PDA, al menos 8 años más de reformismo tímido a cuenta gotas, y con suerte, después una aceleración del paso en la medida en que la gente le vaya perdiendo el miedo y los complejos al libre comercio.

22 03 2007
Hi6uera

carlos:

hombre pues cambios en la constitución no, pero igual la carta magna en colombia es solo un formalismo. yo me refiero a lo obvio, a que en colombia no se busca reducir las funciones del presidente, la tendencia es que este tenga cada vez mas dominio sobre el poder legislativo y el judicial. esa clásica separación de poderes de montesquieu en Colombia siempre ha sido vulnerada -recuerden las cinco décadas que vivimos en estado de sitio-, y este gobierno no ha sido la excepción.

Ademas el hecho de que se haya votado por un personaje mesianico y no por un partido enfatiza la tendencia a personalizar el gobierno y a crear el imaginario colectivo de que el presidente de la republica es jefe, juez y legislador, por eso la gente no le ve nada malo a que se fortalezca la figura del presidente.

a proposito de este tema encontré un articulo de Hernando Gómez Buendía muy interesante:

http://indh.pnud.org.co/articuloImprimir.plx?id=70&t=informePrensa

y otro del polo sobre el estado corporativo:

http://www.polodemocratico.net/Estado-Corporativo-o-Estado-Social

SALUDOS Y GRACIAS POR LEER.

25 03 2007
camilofz45

¿Cuál estado corporativo? Estoy de acuerdo con Carlos. En ese orden de ideas, en Colombia lo que hay es un presidencialismo ni el berrraco.

Pero eso de decir que Uribe, en últimas es Juez, Legislador, es muy peligro e ilógico. Aunque lo de Legislador puede que sí, porque Uribe controla el Congreso. Pero de ahí que controle a los jueces, me parece un irrespeto.

Cuándo fortalece la imagen del Presidente, también se fortalece el estado ¿no?

25 03 2007
rodrigo

el vaghito ese parece hitler con la mano asi… ;)

13 05 2008
tatis

me llama la atencion el llamado que se hace en el documento a no ponernos en situacion de fanatismo, y me pregunto, como no ponerce fanatico cuando se sabe que la crisis une a los pueblos, cuando se sabe que nuestro pueblo esta en crisis, aunque su victoria sicologica le haga pensar que va por buen camino gracias a la demaogia del presidnte, pero lo cierto es que esta en crisis debido a la ola privatizadora que lo unico que hace es negociar con los derechos vitales.

yo me pregunto, porque privatizar las universidades es bueno, porque vender a pedasos ecopetrol es bueno, porque perder las hidroelectricas es bueno… y en cambio cuando se habla de la privatizacion del hospital militar el gobierno es el primero en poner el grito en el cielo, ¿sera porque el gobierno no puede darse el lujo de perder el control militar?. Este gobierno y toda su politica se fundamenta en la clasica definicion sociologica del estado (monopolio de la fuerza), y es por ello que defiende el caracter publico de las instituciones militares, pero el resto del pueblo no se ha dado cuenta de la manipulacion a la que se ve sometido y del apoyo indirecto que estan brindando al corporativismo.

arriba decian “Hi6uera dice que el estatimos se ha venido reduciendo a costa de aumentar el poder de la figura presidencial. Eso puede ser cierto, pero hay que tomar en cuenta que esa figura necesitaba fortalecerse de todos modos.”,

porque razon se tiene que fortalecer esa figura???, porque en este pais no podemos pensar politicamente sino que seguimos, al igual que hace 100 años, identificandonos con “caudillos”, sera talvez porque la principal caracteristica de este pueblo es la falta de educacion y preparacion lo cual los obliga a separarce de los partidos a los cuales no entienden y a vincularce con las figuras carismaticas y caritativas que manejan el poder.

otro preguntaba que si “Cuándo fortalece la imagen del Presidente, también se fortalece el estado”, en este pais el estado y el presidente se pueden ver de dos formas, 1) el estado como figura militar, y en ese sentido si se fortalece el presidente se fortalece el estado. 2) el estado como organismo regulador de las actividades sociales en pro de lograr el mayor bienestar para todos los ciudadanos.
responderce esa pregunta es una postura personal, pero recuerdo que en la sociologia siempre se dice que cuando el estado se vuelve debil se aumenta en nivel de represion y violencia.
en este estado vivimos en un estado en crisis que se esconde tras los panatalones camuflados de las fuerzas militares.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: