La solución final

30 08 2009
Alias Franciso, profesor de la Universidad Nacional

Alias Franciso, profesor de la Universidad Nacional

La solución final es la eliminación física del presidente Álvaro Uribe. Las FARC aún no desisten de su plan demencial y criminal de asesinar al presidente Uribe.

La eliminación es perfecta para El polo, Chávez, Las Farc, Los mamertos de siempre, Los narcotraficantes y Los mafiosos de toga.

Se descubrió un plan para atentar contra el avión presidencial, el acto terrorista era dirigido por alias Francisco, profesor de la Universidad Nacional (muladar criminal, cueva de bandidos y demás asesinos) como cosa extraña las universidades públicas colombianas solo producen bandidos y escoria.

Esta intención criminal concuerda con la revelación hecha hace dos semanas por la FM, la cual mostró que Iván Cepeda fue descubierto tomándole fotografías a los alrededores de la finca del señor presidente en Montería, El Ubérrimo.

¿Por qué Cepeda estaría tomando fotos? Será parte de la solución final también? Por sus actuaciones y declaraciones no cabe duda que Cepeda es un criminal solapado melifluo, pero muy peligroso.

¿Qué tal si un ministro le toma fotos a la casa de Cepeda? ¿Escándalo nacional, no?





La hipocresía de Moratinos

4 08 2009

El ministro de relaciones exteriores de España Miguel Ángel Moratinos protagonizó uno de los más graves errores en política exterior de España durante toda su existencia.

Este sinvergüenza como todos los miserables del PSOE estuvo hace muy poco en Venezuela, dónde calificó de ‘Satisfactorio‘ el nivel de la libertad de expresión… Con justificada razón AIR  (Asociación Internacional de Radiodifusión) calificó sus declaraciones cómo ‘desafortunadas’.

El señor Moratinos en su paso por Venezuela no dijo nada sobre el inminente cierre de 34 emisoras que realizó hace poco. Tampoco dijo nada sobre los ataques de Chávez a Globovisión que se concretó por la toma a mano armada de la delincuente y chavista Lina Ron. Y no dijo nada sobre la ley de delitos mediáticos que impulsa el régimen criminal del dictador venezolano Hugo Rafael Chávez Frías. ¿Será que Moratinos no vio las cientos de protestas que cada día se realizan en Caracas solamente?

>Como dijo Salud Hernández-Mora, Moratinos se convirtió en un lacayo del dictador y asesino de Chávez, se le arrodilló como una nena asustadiza, y no le dijo nada sobre los cientos de españoles a los cuales el dictador venezolano les está expropiando sus tierras sin indemnización o compensación alguna. Tampoco dijo nada sobre la nacionalización de varias empresas españolas, todo este silencio cómplice se debe a que Venezuela hizo negocios multimillonarios con tres grandes empresas españolas, pero más temprano que tarde Chávez terminará rompiendo esos contratos o incumpliéndolos y Moratinos, Zapatero y El PSOE quedará como decimos los colombianos: ‘mamando’.

Y otra muestra más de este espécimen es su preocupación por la utilización de bases militares colombianas por parte de los Estados Unidos. El cínico este no dice nada sobre los vínculos inocultables de Chávez con las FArc y ETA que a cada rato los periódicos ibéricos detallan. No le preocupa tampoco las armas que el gobierno sueco le vendió a Venezuela y terminaron en manos de las Farc, eso sí  por orden del dictador.

Y hay que recordar que el nefasto gobierno de Zapatero vendió armamento pesado a Venezuela y esto tampoco le preocupó. Y lo hicieron a pesar del bloqueo que EE.UU. decretó a las ventas de armas a países terroristas como Venezuela.

Quizá los últimos atentados de ETA son una lección  al miserable y podredumbre gobierno Español encabezado por Zapatero, Fernández de Vega y el inefable Miguel Ángel Moratinos.





Lea: Ley de Delitos Mediáticos

2 08 2009

La dictadura de Chávez en auge.

ARTICULO 1.

Objeto de la Ley: Esta Ley tiene por objetivo prevenir y sancionar las acciones u omisiones desplegadas a través de los medios de comunicación que puedan ser constitutivas de delitos; ello con el propósito de lograr el equilibrio y la armonía entre los derechos a la libertad de expresión y la información oportuna, veraz e imparcial, y el derecho a la seguridad interna de los ciudadanos, de conformidad con las disposiciones contenidas en la Constitución de la República.

ARTICULO 2.

Concepto de medios de comunicación: A los efectos de esta ley se entiende por medios de comunicación social, aquellos aptos para transmitir, divulgar, difundir o propagar, en forma estable y periódica, textos, sonidos o imágenes destinados al público, cualesquiera sea el soporte o instrumento utilizado.

ARTICULO 3.

Sujetos activos: Pueden incurrir en la comisión de los delitos previstos en la presente ley, las siguientes personas: A. Los dueños y cualquier otra persona que ejerza cargos directivos en medios de comunicación impresos, televisivos o radiofónicos, tanto de naturaleza pública como privada.

B. Productores Nacionales Independientes, periodistas, locutores, conferencistas, artistas y cualquier otra persona que se exprese a través de cualquier medio de comunicación, sea éste impreso, televisivo, radiofónico o de cualquier otra naturaleza.

ARTICULO 4.

Definición de delitos mediáticos: Constituyen delitos mediáticos, las acciones u omisiones que lesionen el derecho a la información oportuna, veraz e imparcial, que atenten contra la paz social, la seguridad e independencia de la nación, el orden público, estabilidad de las instituciones del Estado, la salud mental o moral pública, que generen sensación de impunidad o de inseguridad y que sean cometidas a través de un medio de comunicación social.

ARTICULO 5.

Divulgación de noticias falsas: Toda persona que divulgue a través de un medio de comunicación social, noticias falsas que ocasionen una grave alteración a la tranquilidad pública, pánico en la población, la hubieren mantenido en zozobra, que haya alterado el orden público, que hubieren producido un perjuicio a los intereses del Estado, será castigada con una pena de prisión de dos a cuatro años.

Se aplicará la misma pena a la persona responsable del medio de comunicación social.

ARTICULO 6.

Manipulación de noticias: Toda persona que manipule o tergiverse la noticia, generando una falsa percepción de los hechos o creando una matriz de opinión en la sociedad, siempre que con ello se hubiere lesionado la paz social, la seguridad nacional, el orden público o la salud mental o moral pública, será castigada con una pena de prisión de dos a cuatro años.

Se aplicará la misma pena a la persona responsable del medio de comunicación social.

ARTICULO 7.

Negativa a revelar información: El director, gerente, editor o responsable del medio de comunicación social que se niegue a revelar la identidad del autor de la emisión o artículo periodístico publicado bajo seudónimo o en forma anónima, cuando ésta le hubiere sido requerida por el Ministerio Público, será castigado con una pena de prisión de seis meses a dos años.

ARTICULO 8.

(No aparece en el proyecto original)

ARTICULO 9.

Coacción mediática: Los propietarios, directivos o responsables de medios de comunicación social que empleen éste para amenazar, intimar, coaccionar o de cualquier otra manera infundir un temor a otros, serán castigados con pena de prisión de uno a tres años.

ARTICULO 10.

Omisión voluntaria de suministrar información: Los propietarios, directivos o responsables de medios de comunicación social que de manera voluntaria e injustificada, se negaran a informar sobre hechos o situaciones cuya falta de divulgación constituya una lesión al derecho a la información consagrado en el artículo 58 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, serán sancionados con prisión de dos a cuatro años.

ARTICULO 11.

Instigación: El que por cualquier medio de comunicación social, realizare publicaciones o transmisiones destinadas a promover la guerra, la violencia o el odio u hostilidad entre sus habitantes o colectividades, en razón de su raza, sexo, religión, nacionalidad, ideología, o militancia política, será sancionado con pena de prisión de dos a cuatro años.

Con igual pena serán castigados los responsables o directivos del medio de comunicación social que publiquen o transmitan estos mensajes.

ARTICULO 12.

Obstaculización de actividades de medios de comunicación: Toda persona que obstaculice o impida, por coacción, violencia, amenaza, engaño o soborno, el libre funcionamiento de cualquier medio de comunicación social, público o privado, lesionando el derecho a la información veraz, oportuna e imparcial del cual son titulares todos los ciudadanos, será castigada con pena de prisión de uno a tres años.

ARTICULO 13.

Exenciones de responsabilidad: Los responsables de los medios de comunicación social no incurrirán en los delitos previstos en la presente ley por los comentarios emitidos por aquellas personas que participen accidentalmente en transmisiones en vivo, que incluyan la intervención del público, siempre y cuando se le advierta al emisor del mensaje que pudiera estar incurriendo en violación de las leyes.

También estarán exentos de responsabilidad penal los responsables de los medios de comunicación social, respecto de las opiniones emitidas por los parlamentarios en el ejercicio de sus funciones, de conformidad con lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

ARTICULO 14.

Sanciones accesorias: En caso de que el responsable de un medio de comunicación social sea condenado por medio de sentencia definitiva firme por la comisión de un delito mediático, quedará suspendido como responsable del medio de comunicación social en cuestión durante el tiempo que dure el cumplimiento de la pena. Por igual tiempo quedará inhabilitado para desempañar cargos directivos en otros medios de comunicación.

De tratarse de un productor nacional independiente como sanción accesoria a la pena impuesta por la comisión del delito mediático o comunicacional, se le revocará el certificado que lo acredita como tal.

ARTICULO 15.

Publicación de la sentencia condenatoria: El juez de la causa ordenará que la decisión definitivamente firme, recaída en un caso relacionado con la comisión de un delito mediático sea publicada en una sola oportunidad, a costa del condenado y en lugar preferencial en la página editorial del medio impreso o difundida en horario estelar a través del medio de comunicación en que se hubiese cometido el delito, dentro de los siete (7) días siguientes a su remisión. Esta publicación o transmisión debe realizarse sin comentario, apostilla, intercalación o cualquier otra especie de comentario.

ARTICULO 16.

Otras responsabilidades: Las sanciones establecidas en la presente Ley, no excluyen el ejercicio de las acciones administrativas que procedan contra el medio de comunicación o sus responsables, de acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, Ley de Telecomunicaciones y demás leyes que rijan la materia.

ARTICULO 17.

Remisión: En todo lo no previsto en la presente ley se aplicarán las disposiciones contenidas en el Libro Primero del Código Penal, y en cuando al procedimiento se aplicarán las normas del Código Orgánico Procesal Penal por ser éste el cuerpo rector en el procedimiento penal.

DISPOSICION DEROGATORIA

UNICA. Se derogan todas las disposiciones contempladas en otras leyes que colidan con la presente ley.