Juan Carlos Ortiz Interbolsa El problema de la inflación

28 07 2012

El lunes 5 de marzo el Departamento Administrativo Nacional de Estadística – Dane dio a conocer el dato de inflación correspondiente a febrero, el cual resultó ser inferior a lo esperado. Así, mientras los analistas en promedio consideraban que el costo de vida avanzaría 0,80%, la realidad fue que este se ubicó en 0,61%. Entre las sorpresas estuvo el buen dato de alimentos que alcanzó 0,44% contra 0,66% reportado en febrero del año anterior. Asimismo, los indicadores de transporte evidencian calma al no registrar cambios contra lo observado doce meses atrás.

En consecuencia, la inflación acumulada para el último año es de 3,55% algo superior al 3,17% que se vivía en febrero de 2012, pero en todo caso bajo control y dentro del rango meta establecido por la Junta Directiva del Banco de la República donde se espera no supere el 4% al finalizar el año.

Justamente en este punto está el debate y que es hoy el centro de las divergencias conceptuales entre los integrantes de la Junta Directiva del Banco Central y quienes consideran que los recientes aumentos en las tasas de interés afectan de manera severa el crecimiento económico, no solo por el mayor precio del dinero, sino porque se deduce que estas medidas contribuyen con una mayor apreciación del peso colombiano frente al dólar estadounidense, perjudicando los exportadores en sus fuentes de ingreso.

En este punto vale la pena ubicarse en los zapatos de cada una de las parte. En primer término, y por mandato legal, el Banco Central es responsable del manejo de los niveles generales de precios y cuenta entre otras con una herramienta muy potente como la tasa de interés para regular el circulante en la economía y cumplir a cabalidad su tarea. Claramente la sociedad juzgará la actuación de estos funcionarios en la medida que los indicadores de costo de vida sean razonables y no afecten de manera significativa el ingreso real de los colombianos así que todo el tiempo defenderán sus actuaciones, y al mostrar resultados como el que observamos para febrero no hay discusión frente al cumplimiento de su tarea.

Por otro lado, están los consumidores o familias, empresarios, exportadores e industriales quienes siempre van a esperar una tasa de interés baja con el fin de maximizar sus beneficios. Como usuarios del sistema financiero siempre todos vamos a esperar que el dinero cueste menos y gracias a ese menor valor ver mejores posibilidades de consumo e inversión, pero lo cierto es que estos hechos no se mantienen fijos en el largo plazo.

Como se puede ver, se observa una gran cantidad de variables que hace que la ecuación por resolver se vuelva de alto grado y que la optimización del modelo no sea sencilla ya que las restricciones que hay que aplicar con algunos benefician a otros que finalmente obtienen los resultados que buscan. Lo que vale evaluar por todos los agentes es si realmente es importante controlar los índices de precios de esta manera y sacrificar un mejor estar de la sociedad con el fin de preservar la estabilidad económica en el largo plazo, algo así como el ahorro, esto es sacrificar parte del consumo actual para poder hacerlo en el futuro, esa es una parte.

¿Será razonable poner en consideración de la sociedad colombiana la norma constitucional que obliga al Banco de la República a controlar la inflación y establecer mejor otros mecanismos para llevar a cabo esta labor?

Por otro lado y haciendo referencia a la tasa de cambio, sabemos que existe la posibilidad de hacer coberturas y asegurar hoy una tasa de cambio para los dólares que llegarán en el futuro. Una adecuada planeación financiera en manos de administradores que conozcan las alternativas que permitan al empresario ser empresario y no especulador con la tasa de cambio siempre será valiosa y evitará los dolores de cabeza que puede producir leer el periódico y ver como el peso cada día se fortalece.

Finalmente, y no menos importante, no debemos olvidar que los planes de salvamento de la economía estadounidense no serán gratis y que, en mi opinión, el exceso de liquidez que se ha generado impactará de forma directa los indicadores de inflación global hecho al cual no seremos ajenos y para el que, a pesar de ser muy precavidos, definitivamente nos impactará. En medio de este escenario y pese a los esfuerzos que se vienen haciendo desde el Banco de la República estimo que el costo de vida en Colombia mantendrá su senda alcista y se ubicará muy cerca de 4% al finalizar el año, para continuar creciendo durante el año 2013.

http://www.soyperiodista.com/recomendaciones/nota-14865-juan-carlos-ortiz-interbolsa-donde-va-la-inflacion


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: