Abatido Iván Ríos del secretariado de las Farc por el ejército de Colombia

7 03 2008

Fue dado de baja el miembro del secratariado delas Farc, Iván Ríos por el ejército de Colombia en el departamento de Caldas.

Según la WRadio, el terrorista fue abatido por el ejército en una operación relámpago y satelital en el municipio de Samaná, Caldas.

Iván Ríos, es el hombre más joven del secretariado y fue abatido por el ejército en Samaná.

Iván Ríos era el cuarto hombre en la línea de mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Fuente: WRadio y El Colombiano

 





Las Farc liberarán a Ingrid Betancourt en las próximas horas

7 03 2008

Las FARC anuncian liberación de Betancourt “en las próximas horas”

Tribuna Latina/Quito

El ministro de Seguridad de Ecuador, Gustavo Larrea, afirmó que Ingrid Betancourt será liberada “en próximas horas” por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Larrea explicó en declaraciones a la prensa local, recogidas por Europa Press que, además de Betancourt, serán puestos en libertad “tres ciudadanos norteamericanos, cuatro policías, tres militares colombianos y un ecuatoriano”.

Además, el ministro mencionó que hasta antes de la muerte del “número dos” de las FARC, Raúl Reyes, en un ataque del Ejército colombiano contra las FARC en territorio ecuatoriano, se negociaba la liberación de Betancourt para “el 14 de marzo”.
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó en las últimas horas que su homólogo colombiano, Álvaro Uribe, “sabía” que las FARC iban a liberar a Betancourt en marzo junto a otros once rehenes, por lo que calificó de “bajeza” su operativo militar en suelo ecuatoriano.

(Fuente: Europa Press).

Fuente Tribuna Latina 





¡La marcha del 6 de marzo FRACASÓ!

6 03 2008

Tal como lo afirmamos anteriormente, sólo salieron unos pelagatos, idiotas útiles, matones comunistas y sindicalistas amigos de la guerrilla.

En comparación con la movilización del 4 de febrero:

Bogotá :

4 de febrero: Millón quinientos mil personas

6 de marzo: Menos de 70 mil personas

Medellín:

4 de febrero: Casi 300 mil personas

6 de marzo: Quincemil personas

Cali:

4 de febrero: Quinientas mil personas

6 de marzo: Menos de 5000 personas

El resultado es concluyente, marcharon los mamertos de siempre, los fecodistas y demás hampones.

Moncayo cuando llegó a Bogotá, movilizó a más de Quinientas mil personas, en cambio todos los mamertos juntos incluyendo a la Polo, no llegaron a las 300 mil personas.

En Bucaramanga también fracasó,

En Cartagena también fracasó,

En Popayan también fracasó,

En Sincelejo también fracasó,

En Valledupar también fracasó,

En Tunja también fracasó

En Washintong también fracaso,

En España también fracasó,

En Cúcuta también fracasó

En Pereira también fracasó

En Arauca también fracasó

En Caracas marcharon a favor de Raúl Reyes y de Hog Chávez.

En Quito también fracasó,

En Neiva también fracasó,

EN GENERAL LA MARCHA ES UN FRACASO.

¡Cepada, sos un fracaso!

¡La marcha del 6 de marzo FRACASÓ!

Pd: El “profesor” Moncayo acaba de dar un discurso, donde se quedó sin palabras, haciendo un monumental ridículo.





El computador de Raúl Reyes muestra nexos de Rafael Correa y Chávez con las FARC

2 03 2008

Después de una enérgica respuesta de Rafael Correa a las excusas colombianas, el gobierno de Álvaro Uribe revelará los nexos de Rafael Correa, con las Farc.

En operativo que dio muerte a Raúl Reyes fueron encontrados 3 computadores con vital información, entre ella, lo nexos del presidente de Ecuador Rafael Correa con las FARC y más especialmente con Raúl Reyes.

Parece ser que la pataleta que dio Correa con la expulsión del embajador colombiano en su país, no es más que una maniobra ditractora del presidente del Ecuador.

El presidente Chávez también estaría involucrado con Reyes y por este motivo llamó a Correa a ponerse a la ofensiva contra Colombia y contra Álvaro Uribe.

Así que las relaciones entre Colombia Y Ecuador no están al filo de la ruptura por la incursión colombiana, sino por los nexos de los bolivarianos con las FARC.





La siniestra hipocresía de Rafael Correa y Hugo Chávez

2 03 2008

“Tras guardar un minuto de silencio, Hugo Chávez ha arremetido contra Uribe, al que ha tachado de “criminal que dirige una banda de criminales”, y le ha acusado de provocar una guerra con Ecuador. Ha ordenado mandar 10 batallones, incluídos carros de combate y aviones, a la frontera y ha ordenado cerrar la Embajada de Venezuela en Bogotá.
Noticias24.com

Convertir a las víctimas en victimarios y a los invasores en invadidos: esa es la clave mágica del propagandismo totalitario. Lo postuló por primera vez la pensadora judeo-alemana Hannah Arendt al desentrañar la hipócrita dialéctica del totalitarismo fascista: culpar a los judíos de males de los que eran sus principales víctimas. Y encontrar así el pretexto para exterminarlos. Incineró a seis millones y por poco los extirpa del planeta. Culpable no era Hitler, ni las SS ni la GESTAPO: era el pobre abastero de la esquina. Su pecado: practicar otra religión que la dominante. Incendió el Reichstag: culpó a los comunistas. Invadió Polonia. Culpó a los polacos. Perdió la guerra. Culpó a los alemanes.

Es la dialéctica de la siniestra hipocresía que hoy emplea Hugo Chávez frente al legítimo derecho de los colombianos, de su presidente Álvaro Uribe y de sus Fuerzas Armadas de combatir a quienes subvierten el orden y le declaran la guerra – armas en la mano y con todo un ejército – al estado de derecho en la vecina república. Permite de manera absolutamente descarada la invasión de nuestro territorio a sus aliados de las narcoguerrillas colombianas. Y sirve de cómplice al presidente del Ecuador Rafael Correa en su indignado reclamo por la muerte de Raúl Reyes a 1.800 metros de la frontera con Colombia. Pero ambos, Chávez y Correa silencian de manera ostentosa la invasión practicada por sus aliados de las FARC a sus respectivos territorios.

Arde en indignación el teniente coronel y amenaza con desatar la guerra contra Colombia si su ejército osa tocar el santuario de las FARC en territorio fronterizo venezolano. Y envía tropas, carros de combate y aviones a resguardarlos de un posible ataque desde territorio colombiano. Cerrando de paso nuestra – no suya y personal – embajada en Bogotá. Pero no se indigna por la presencia de Raúl Reyes en territorio ecuatoriano. Ni alza la voz contra los comandantes de las FARC que han establecido campamentos para sus tropas en la Guajira venezolana y se pasean a lo largo de nuestras fronteras como Pedro por su casa.

¿Quién tiene la razón: las narcoguerrillas de Marulanda y Raúl Reyes que le han declarado la guerra al Estado y a la sociedad colombianas o el presidente de la república de Colombia, reelecto con una abrumadora mayoría de sus electores y que en su guerra de Estado contra las narcoguerrillas cuenta con el respaldo casi unánime de su ciudadanía? ¿El estado vecino con quien mantenemos lazos históricos de vecindad o las narcoguerrillas que amenazan con su disolución? Guarda Hugo Chávez un minuto de silencio por la muerte de un terrorista y forajido, sus voceros se refieren al jefe de las FARC como al “Señor” Raúl Reyes, a las FARC como “Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército Popular”, exigen se les reconozca carácter beligerante y descalifican la cruzada del gobierno colombiano contra sus insurgentes como si se tratara de “una guerra privada de Álvaro Uribe”. Goebbels no lo haría mejor.

¿Por qué no reclaman Hugo Chávez, Nicolás Maduro, Cilia Flores, el ministro de la defensa y quienes tienen el deber y la obligación por velar por nuestra soberanía por la invasión de los irregulares colombianos a nuestro territorio? ¿Por qué no le ponen freno a sus desmanes, secuestros, asesinatos y cobro de vacunas en nuestros estados fronterizos? ¿Por qué les brindan respaldo, les proveen de identidad, los alojan en Fuerte Tiuna? Porque forman parte del tinglado político del expansionismo chavista. ¿Por qué no lo hace Rafael Correa? Porque recibe precisas instrucciones de Hugo Chávez, a quien le debe su presidencia.

De allí la gravedad que reviste la desaparición de Raúl Reyes para el expansionismo chavista. Es un golpe mortal a su delirante proyecto de la Gran Colombia. Que se vaya despidiendo.

Encontró en Uribe la horma de su zapato. Y en nuestro pueblo el vengador justiciero que lo sacará más temprano que tarde del poder que envilece. Le está llegando su hora. De nada le servirá su indignación.

LA HORMA DE SU ZAPATO
Antonio Sánchez García





UN GOLPE DEVASTADOR: Dado de baja Raúl Reyes

2 03 2008

La muerte del Nº 1 de las FARC, Raúl Reyes, constituye un golpe devastador a las narcoguerrillas colombianas. Descabeza su alto mando, le priva a las FARC de su máxima representación internacional y muy posiblemente hundirá definitivamente a la insurgencia colombiana en el caos y la desintegración. Sumada a la pérdida de sus principales financistas, la pérdida del Nº 1 – Marulanda no es más que un anciano emblemático, sin poder real – de las FARC anticipa su aniquilación como factor político-militar del escenario colombiano.

No es un golpe de fortuna, sino el premio a la tenacidad, el coraje y la decisión de un jefe de Estado que no ha vacilado en dirigir una guerra no sólo contra las narcoguerrillas, la subversión y el totalitarismo, sino contra la pusilanimidad y la carencia de sentido de Estado en los sectores políticos neogranadinos, que han estado dispuestos a rendirse al supuesto poderío militar y someterse al chantaje de quienes no deben ser tolerados bajo ninguna circunstancia. Uribe demuestra ser no sólo un gran estratega político. Es también un muy importante comandante de fuerza. Dispuesto a jugarse el todo por el todo por sus causas, como lo demostrara, también exitosamente, en Villavicencio.

Lógico aunque aberrante el criterio de quienes reclaman por la oportunidad del combate que segara la vida de Reyes y muy posiblemente de su mujer, la hija de Marulanda y otra docena de terroristas. Que el presidente Sarkozy y otros demócratas europeos ajenos al conflicto que se vive en Latinoamérica privilegien su interés por la vida de la Sra. Betancourt sobreponiéndolo al interés de millones y millones de colombianos y latinoamericanos, denota sin duda cierto desprecio por nuestra propia capacidad de gobierno. Y la crónica debilidad de las democracias europeas ante el asalto a la democracia y la institucionalidad por parte de los caudillos militares y civiles decididos a mantenernos de por vida en los aledaños del progreso y la civilización. Es la seducción del realismo mágico que ejercen sargentones y guerrilleros, politicastros e intelectuales que anteponen la sensiblería folklorizante de revoluciones macondianas a la racionalidad moderna que exigimos quienes queremos emanciparnos del yugo de la estupidez y el subdesarrollo.

La caída de Reyes vuelve a darle credibilidad al gobierno colombiano, que aseguraba que las FARC se encontraban acorraladas y que cualquier gesto de complacencia no tenía otro objetivo que tenderles un salvavidas para evitar la hecatombe. Demuestra, al mismo tiempo, la creciente soledad en que se hunde un proyecto de desestabilización continental que ante el acorralamiento a que se ve sometido por la ciudadanía venezolana, opta por ampliar los ámbitos del conflicto extendiéndolo a la vecina república.

Así no sea reconocido: la caída de Reyes, a pocas horas de la renuncia definitiva de Fidel Castro, constituye otro golpe mortal a las pretensiones imperiales del teniente coronel. Sin duda, un triunfo para la democracia en la región.

UN GOLPE DEVASTADOR
Antonio Sánchez García
Especial para Noticias24.com





El 6 de marzo es la marcha de las FARC

21 02 2008

“Ahí veremos a todas las bazofias amigos y cómplices del terrorismo de las FARC. Ahí estará la plana mayor del comunismo asesino y mafioso. No a esa marcha.”

Para los que se ilusionan de que los organizadores originales solo quieren marchar “por las victimas” aquí les copio el comunicado que esta en la pagina del “Movimiento de víctimas de crímenes de Estado”:

“Llamamiento de todos los sectores de víctimas de Crímenes contra la humanidad en Colombia

Quienes suscribimos este llamamiento, víctimas de crímenes contra la humanidad en Colombia, declaramos lo siguiente:

1. Que rechazamos todas las formas de crímenes contra la humanidad. Que en Colombia se ha presentado una masiva y sistemática violación de los derechos humanos por parte de agentes del Estado y de la estrategia paramilitar que ha generado la comisión de crímenes contra la humanidad, como genocidio, desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales, torturas, desplazamientos forzados. Asimismo, que los grupos insurgentes han incurrido en infracciones al derecho internacional humanitario, siendo el secuestro una de sus más graves manifestaciones. Esta crisis humanitaria obstaculiza las posibilidades para construir una sociedad civilizada en la que el respeto a la vida y la dignidad humana sean el principio esencial de la convivencia.

2. Que resulta inadmisible toda justificación pública de estos crímenes bien sea por razones ideológicas, de Estado, bajo el pretexto de la seguridad nacional, del pretendido derecho a la autodefensa, de la acumulación de la riqueza y del despojo de tierras o de cualquier otro argumento que se emplee para legitimar lo que a la luz de la ética y del inquebrantable derecho a la vida es inhumano. Consideramos que toda expresión o discurso con el que se pretenda ignorar los derechos humanos y el derecho humanitario, nos aleja del camino de la paz y la democracia. La sociedad por su parte debe actuar para exigir el respeto de los derechos a la verdad, la justicia, la reparación integral y las garantías de no repetición.

3. Hacemos un llamado para que las víctimas sean respetadas, no se manipule su sufrimiento, no se haga uso de ellas con fines políticos, electorales, económicos o militares. Llamamos a que no se afecte su dignidad de ninguna manera, a que se desista del intento de contraponerlas unas a otras, y a que no se vulnere aún más sus derechos convirtiéndolas en blanco de nuevas agresiones. Llamamos a que sus propuestas y argumentos sean asumidos con seriedad y respeto.


4. Hacemos un llamado por el Acuerdo Humanitario que permita el regreso de las personas secuestradas al seno de sus familias y la sociedad, y porque sean respaldadas todas aquellas gestiones de facilitación, acompañamiento y veeduría nacional e internacional que contribuyan a estos propósitos. Que se evite a toda costa cualquier tipo de operación militar que ponga en riesgo sus vidas o comprometa de algún modo su integridad.

5. Exigimos verdad, justicia y reparación para todas las victimas de crímenes contra la humanidad y genocidio; que se devuelvan los desaparecidos a sus familiares, se restituyan las tierras a los desplazados; se desmonten en forma definitiva los grupos paramilitares, se acaben los vínculos de éstos, con instancias estatales, empresas multinacionales o partidos políticos y que todos los vinculados a la parapolítica responsables de violaciones de los derechos humanos sean sancionados y sus crímenes esclarecidos ante el país y el mundo.

6. Después de más de cuarenta años de conflicto armado ininterrumpido urge encontrar caminos viables que nos permitan avanzar sin más demoras ni dilaciones hacia la solución política negociada del conflicto armado, en la cual se preserven los derechos de las victimas. Reiteramos nuestra convicción de que la guerra que padece Colombia, sólo podrá ser superada a través de un diálogo nacional, amplio, pluralista y concertado con la sociedad. Hoy nos une y nos asiste la imperiosa necesidad de acercamientos entre las víctimas y todos los sectores de la sociedad colombiana para construir una sociedad democrática sustentada en la paz con justicia social, el respeto integral de los derechos humanos y la dignidad humana.

Firman: Asociación Colombiana de Familiares de Miembros de la Fuerza Pública , Retenidos y Liberados por Grupos Guerrilleros, ASFAMIPAZ. Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado Yolanda Pulecio (Madre de Ingrid Betancourt) Movimiento Hijos e Hijas por la Memoria y contra la Impunidad Familiares de los Desaparecidos del Palacio de Justicia Fundación “Manuel Cepeda Vargas” Víctimas y sobrevivientes de la Unión Patriótica y del Partido Comunista Colombiano Pueblo Kankuamo Desplazado en Bogotá. Zonas Humanitarias y Zonas de Biodiversidad de los Consejos Comunitarios del Jiguamiandó y Curvaradó Zonas Humanitarias y Zonas de Biodiversidad de las Comunidades de Autodeterminación, Vida, Dignidad del Cacarica, CAVIDA. Zona Humanitaria de la Comunidad de Vida y Trabajo de La Balsita , Dabeiba. Zona Humanitaria de la Comunidad Civil de Vida y Paz del Alto Ariari, CIVIPAZ. Consejo Comunitario del Río Bajo Naya, Valle del Cauca. Familiares de Víctimas de Trujillo, Valle. Familiares de Víctimas de Inzá, Cauca. Asociación de Familiares de Víctimas de la Violencia Política de Río Sucio, Chocó, CLAMORES. Movimiento Regional de Víctimas de Crímenes de Estado, Sucre. Movimiento Regional de Víctimas de Crímenes de Estado, Antioquia. Asociación Regional de Víctimas de la Violencia del Terrorismo de Estado en el Magdalena Medio, ASORVIM. Familiares de Desaparecidos Forzadamente, Familiares Colombia. Fundación “Nidya Erika Bautista” para los Derechos Humanos. Carlos Lozano (Director del semanario Voz) Gloria Inés Ramírez (Senadora de la República) Gloria Cuartas (Ex alcaldesa de Apartadó) Comunidad de Ullucos del Resguardo Indígena de San Francisco, Cauca. Asociación Tequendama de Sucre, Cauca. Asociación Nacional de Ayuda Solidaria, ANDAS. Comité Ejecutivo Nacional Seccional Barrancabermeja Acompañamiento Psicosocial y en Salud Mental a Víctimas de Violencia Política, AVRE. Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos Comisión Intereclesial de Justicia y Paz Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo” Comité de Solidaridad con los Presos Políticos Fundación Afro y Cultura ” La Esperanza “. Resguardo Indígena Emberá de Urada, Jiguamiandó, Coredocito. Asociación Campesina para el Desarrollo Integral del Sur del Putumayo, ACADISP. Corporación Vínculos. Red de Alternativas a la Impunidad y a la Globalización del Mercado”

Aquí esta el link en la propia pagina del Movimiento que dirige Cepeda II.

Notese que lo firman 3 importantes figuras/dirigentes del PDA.


Si en la pagina del movimiento Colombia Soy hubiera aparecido un comunicado “rechazando el desepeje” y “rechazando el acuerdo humanitario” y firmado por políticos uribistas hubieran caido rayos y centellas sobre el movimiento por parte de la izquierda.


Pero como existe una moral especial para la izquierda, donde ellos siempre terminan haciendo lo que critican, pero siempre dicen “que es diferente…”

Alejandro Gaviria recibió este comunicado de un líder estudiantil de la Universidad Nacional:

“1. La Universidad es una de las principales instituciones culturales de nuestra sociedad, no sólo generadora de conocimiento científico y cultural sino también actor del desarrollo de los principales valores de la democracia por su propia esencia crítica y de debate…

3. La agudización de la crisis humanitaria que vive el país es fruto del gasto en la política de guerra del presente gobierno que, bajo el pretexto de la lucha contra el terrorismo, aspira a construir un Estado antidemocrático. La crisis del país, el desmonte sistemático de la democracia, de las libertades y derechos ciudadanos, es ocultada por los grandes medios de comunicación que, a favor de los intereses del gobierno nacional, no muestran que Colombia es el segundo país del mundo en desplazamiento, que el sin numero de desaparecidos son casi otro país…

4. Nuestros campus han sido manchados por la sangre de estudiantes, docentes y trabajadores asesinados, que sufren también por los atropellos, señalamientos, desplazamientos, amenazas y desapariciones a manos de sicarios que buscan eliminar las ideas, tan peligrosas para el proyecto Uribista, o a manos del ESMAD, cuerpo profesional de la represión que ante la manifestación de inconformismo de la comunidad universitaria actúa para no dejar duda del carácter de este gobierno.

5. Lo que está en crisis es la democracia, la cultura del país y el grave problema del secuestro y de las retenciones políticas no puede ser usado para legitimar la guerra…La verdadera solución al conflicto en Colombia demanda una salida política y negociada, donde participe el conjunto de la sociedad colombiana. Por este motivo apoyamos la iniciativa del Acuerdo Humanitario, para lograr el intercambio de presos políticos y retenidos por la insurgencia.
Invitamos a la sociedad colombiana a no dejarse llevar por el ánimo guerrerista que oculta la verdadera crisis nacional y muy especialmente a los universitarios, A PARTICIPAR ACTIVAMENTE EN LA MOVILIZACIÓN DEL PRÓXIMO 6 DE MARZO, por la paz democrática, el acuerdo humanitario y la solución política negociada al conflicto social y armado que vive el país.”

Esta es una marcha politizada hasta los tuétanos y ahí esta la evidencia.

Hombre, hay que ser muy obtuso o muy ingenuo para no ser capaz de ser critico con la propaganda de estas ONGs politizadas y de la izquierda radical.

 Fuente: Liberal Colombiano





La lección de Villavicencio: el gran éxito de Uribe vs. la izquierda mundial

5 01 2008

Álvaro Uribe se ha anotado uno de los más grandes y trascendentales éxitos de su brillante carrera política: ha acorralado política y militarmente a las FARC, ha desenmascarado ante el mundo su naturaleza criminal, asesina y mentirosa y ha empujado a Hugo Chávez y a todos sus aliados bolivarianos –Fidel Castro, Evo Morales, Rafael Correa, Lula da Silva y el matrimonio Kirchner Fernández, entre otros – al más completo y vergonzante ridículo. Suficientemente adobado por las escatológicas y hamponiles declaraciones de la Sra. Bonafini. Ridículo del que ni siquiera se salva el presidente Sarkozy, que ha demostrado escasa perspicacia en el trato con la criminalidad política latinoamericana. Y un parisino Comité Ingrid Betancourt, que sin entender un rábano de qué va la política en esta región se permitió sentirse asqueado por las FARC y Uribe, metiendo en un mismo saco a víctimas y victimarios.

Dios, bien dice el refrán, ciega a quienes quiere perder. La izquierda latinoamericana y mundial, aprisionada en sus mitos y lugares comunes, en sus prejuicios ancestrales y sus maniqueísmos seculares, se ha permitido coquetear con un teniente coronel de igual o peor calaña que el teniente coronel Tejero, ese impresentable militarote español que pretendiera un golpe de estado en febrero de 1981. Se ha negado durante nueve años a darle la más mínima credibilidad al angustioso reclamo de la oposición democrática venezolana, incumpliendo incluso su responsabilidad ante viejas deudas: ¿no fue esa oposición, cuando fuera gobierno, la que auxilió a Felipe González y los socialistas españoles para que luchara contra Franco, contribuyendo de manera esencial al restablecimiento de la democracia española? ¿No fue esta misma oposición, atropellada de manera vil y totalitaria en sus más elementales derechos por este “nuevo líder de la izquierda mundial” la que recogiera a las decenas de miles de náufragos de las dictaduras del Cono Sur?

¿Cómo han respondido los izquierdistas chilenos, argentinos, uruguayos a los llamados de auxilio de sus congéneres venezolanos? Con un portazo en las narices. Instalados en los gobiernos de sus respectivos países, en gran medida gracias al auxilio de la socialdemocracia y el socialcristianismo venezolanos – desde hace nueve años en la oposición – han corrido a respaldar a un teniente coronel de claras ínfulas totalitarias, enceguecidos por sus maletines de dólares y sus compras milmillonarias. ¿Qué ha hecho la izquierda española? Respaldar a quien violaba nuestra democracia, mientras cerraba los ojos ante la tragedia cubana. ¿Qué hace Kirchner? Escupir sobre la democracia venezolana. ¿Qué ha hecho Insulza? Barnizar de democratismo un régimen dictatorial.

Todos ellos, desde Kirchner y la Sra. Fernández hasta Lula da Silva, arrastrando en la comparsa incluso a Rodríguez Zapatero y Sarkozy, han sido enfrentados a la cruda, a la aterrante realidad: las FARC, brazo armado de la revolución bolivariana, asesinan, secuestran, torturan, aterran y mienten. Incluso a sus más dilectos aliados. Y Chávez, que montó este circo para cosechar un éxito diplomático para él y sus aliados de las narco guerrilas, no es más que un payaso irresponsable provisto de una suculenta chequera. Que malversa en provecho de sus delirantes sueños de grandeza.

Merecido lo tienen. Esta es la izquierda. Que asuma sus responsabilidades.

LA IZQUIERDA MUNDIAL Y LA LECCIÓN DE VILLAVICENCIO

Antonio Sánchez García

Noticias24





Muérete Emmanuel

3 01 2008

La segunda parte del show montado por Chávez y sus amigos de las Farc: terminó. Alguien que juega con los sentimientos y el sufrimiento de los secuestrados, no sólo es un cínico y miserable sino que es un ser más perverso que los paramilitares y las guerrillas colombianas juntas, ese único ser macabro es Chávez.

Atrabilioso ya lo había dicho; ” Chávez es un secuestrador, también” y no se equivocó. El circo montado por Chávez desde el 18 de diciembre después que se conociera la noticia del “desagravio” de las Farc con Chávez, después de su fracasada mediación y legitimación del terrorismo, terminó en un peor agravio y una bofetada al mundo entero tal como lo resalta el Mundo de España y otros diarios de importancia del país ibérico.

 
Se le aceptó de todo al dictador socialista: Que hiciera un plan sin consultarlo al gobierno colombiano, que violara nuestra soberanía con sus helicópteros (así a lo último llevaran una estampa de la Cruz Roja Internacional), que trajera a los representantes de países títeres de sus petrodólares y “antoninis”. Nada de esto bastó. El dictador de Barinas, la Córdoba y las Farc jugaron otra vez con los secuestrados (45 en total, o al menos eso dicen los medios) y quedaron en evidencia ante el mundo. El teatro de Chávez cayó al sueño gracias a sus compinches matones de las Farc.

Pero las cosas estaban destinadas al fracaso y eventualmente fracasó todo; y como desagravio próximo las Farc deben liberar como mínimo a los tres que prometieron y a Íngrid Betancourt. No bastó con que todas sus exigencias se cumplieran sino que además trató de manera rústica y torpe (como ya nos tiene acostumbrados a los caribeños predecibles como dice el represidente argentino que no es presidente) de excusar la demora en la entrega de los secuestrados: Que los bombardeos, que el clima, que el perro, que el gato y demás explicaciones absurdas, ridículas y mentirosas para justificar lo que ya se sabía: Las Farc volvieron a mentir y Chávez quedó damnificado.

La macabra, ruin y trágica historia sobre de que Emmanuel estaría en manos del ICBF y su historia clínica demuestra nuevamente el sadismo y la mitomanía de las Farc y esta vez con un ser de escasa edad al cual le jodieron la vida de por vida sin vivirla.

De Chávez y las Farc nos podemos esperar cualquier cosa, asesinar y secuestrar es fácil para ellos. El asesino de Chávez confía más en un grupo de matones y secuestrador que en el presidente legítimamente elegido y con la victoria más amplia en la historia de Colombia desde las épocas de López Pumarejo.

Es obvio que el gran perdedor es Chávez, a pesar desde que comenzó la “Operación Emmanuel” (abusando de manera miserable del secuestro de un niño para darse un baño mediático) Uribe salía perdedor, este último terminó recuperando su protagonismo y poniendo las cosas en su sitio como debió ser desde sus inicios. No sólo desenmascaró las farsa de las farc ep (Ejército del Polo) y de Chávez y demás perros falderos, sino que además lanzó una hipótesis sobre Emmanuel que terminó por terminar lo que las Farc terminaron con su “suspensión” y por no haber dado las coordenadas del show.

Este aparte es importante: “No han faltado analistas para quienes el show montado alrededor de la anunciada liberación de apenas tres de las aproximadamente 750 personas que las FARC mantienen cautivas estuvo dirigido a debilitar al presidente colombiano, Alvaro Uribe, tanto en el nivel local como en el ambiente internacional. “

Y mucho más valioso y contundente son los artículos de Fernando Londoño sobre el tema: El tinglado de la farsa y El burlador burlado.

Tal como lo dijo el delegado de la fracasada “Operación Emmanuel” esta operación solo dependía de que las Farc dieran las coordenadas, lo demás son pataleos del matón de Barinas para tratar de salvar en algo su fracasada operación. Eso de que Uribe “dinamitó” la operación, solo es un cuento rebuscado que solo se creen los criminales amigos de él y los borrablogs de equinoXio (alias los sicarios morales).

Eso de insultar a Uribe es una muestra más de la poca educación que tiene el mico-mandante asesino y secuestrador a quien se le acabó su show mediático. Lo mejor del asunto es que se conoció que el mapa que usó para elaborar su fracasada “Operación Emmanuel” no tenía fronteras: Una muestra más de que el mico se cree el emperador de la Gran Colombia.

Para rematar con la voluntad de paz de las Farc, alias Tirofijo anunció una arremetida militar contra Colombia en el 2008.

¿Y el título de la entrada por qué? En realidad es Muérete Manuel Marulanda.





La disyuntiva

27 10 2007

Por: Jaime Ruiz

En una ocasión en que comentaba las elecciones chilenas en que salió elegida la señora Bachelet, Mario Vargas Llosa se sorprendía de la tranquilidad que se respiraba en el país, nadie temía que nada fuera a cambiar fatalmente fuera cual fuera el resultado de los comicios. La sorpresa del novelista venía de que cada elección en la mayoría de nuestros países es una apuesta casi de vida o muerte y no es imposible que se desate una catástrofe sangrienta como resultado del forcejeo de las facciones.

Las elecciones que se celebran este domingo en Colombia de nuevo ponen a la gente a escoger el camino de la catástrofe o el de la recuperación, y es muy probable que escoja el de la catástrofe, no tanto por perversidad o estupidez, sino por la indolencia de permitir que las minorías organizadas decidan por la mayoría.

Mientras que en numerosas regiones varias decenas de candidatos han sido asesinados o forzados a renunciar a su candidatura para favorecer a los candidatos del Polo Democrático o de algún sector del Partido Liberal que es útil a las FARC, en Bogotá (donde esas presiones son minoritarias y los cilindrazos tienden a ser más bien de varios millones de pesos dirigidos a los controladores de redes de “maquinaria”) aparece mejor situado en las encuestas un candidato apoyado por esos mismos beneficiados de la “lucha por la justicia social”.

Es decir, en Bogotá tiene grandes posibilidades de ocurrir que la gente premie con su voto a los que no piden a las FARC su desmovilización y ni siquiera les reprochan esos asesinatos recientes. Pero no importan los que votan por ese candidato, que en ningún caso llegarán a ser una cuarta parte de los que pueden votar, sino los abstencionistas y los que votan por candidatos sin esperanza, como si el resultado de su elección correspondiera a una transacción con su conciencia y los destinos de la ciudad importaran menos que el bienestar derivado de votar por idealismo.

La situación prueba algo que para muchos colombianos es difícil de digerir: que los problemas del país no tienen otro origen que los valores dominantes y que fenómenos como la guerrilla y el narcotráfico son verdaderamente representativos de la sociedad, en absoluto el fruto de circunstancias particulares en algunas regiones o de la oportunidad que genera la prohibición de las drogas. Puesta a escoger entre la estabilidad democrática y el ciclo caos-dictadura, la población colombiana, como la del resto de Sudamérica, más bien escogerá la segunda opción.

No está de más detenerse un poco a analizar al personaje que aspira a la alcaldía por esa facción. A diferencia de los demás líderes, descendientes de las familias bogotanas que se repartían los cargos de alto nivel ya en el siglo XIX, Samuel Moreno tiene algo de advenedizo, pues su pertenencia a la oligarquía le viene del golpe de Estado que dio su abuelo en 1953. Es claramente lo contrario de esos intelectuales que encandilan a la masa de lambones que conforman las clases altas capitalinas explotando el manual de retórica, es un individuo de rendimiento discreto que en cambio brilla por el evidente disfrute de los lujos que aspiran los demás a tener.

Característico de esa clase de magnates que heredan una serie de relaciones y la lealtad de algunas gentes que tuvieron acceso al poder o soñaron con tenerlo en otras épocas es su disponibilidad ideológica: es la clase de personas que conformaban el congreso que absolvió a Samper y que aun se destacaron defendiendo al cuestionado presidente financiado por el Cartel de Cali. En ese papel, Moreno encontraba amigos y apoyos para cimentar su carrera y asegurarse la copiosa renta que la sociedad colombiana asigna a los congresistas que conservan el puesto.

Es importante hacer hincapié en esas características porque la guerra sucia de los medios contra el personaje lleva a engaño a muchos. Él no es un activista revolucionario que crea en la necesidad de destruir el Estado de los opresores reaccionarios sino más bien un miembro de una familia de esa clase de opresores. Cuando hace unas declaraciones de legitimación de la guerrilla, aun de la que tomó la bandera del supuesto triunfo electoral de su abuelo en 1970, no manifiesta su punto de vista ideológico sino que recita la retórica que conviene a su carrera política en el denostado Congreso colombiano.

Se preguntaba sor Juana Inés de la Cruz en unos versos famosos “¿Y quién es más de culpar / aunque cualquiera mal haga, / la que peca por la paga / o el que paga por pecar?”. El señorito Moreno Rojas se muestra en esa entrevista legitimador de la lucha armada y aun de las dictaduras, pero ¡él peca por la excelente paga que tienen los congresistas en Colombia, amén de la infinidad de negocios a que tienen acceso! El problema es esa sociedad que tolera esas declaraciones, esos cientos de miles de bogotanos acomodados que efectivamente están siempre del lado de los dictadores como Fidel Castro (que era a quien aludía Samuel Moreno al hablar de dictadores).

Uno de los pretextos de la retórica comunista en Colombia es la rebelión contra la corrupción de las clases oligárquica. Este candidato consigue ser una síntesis de la mentira de esa retórica: es la corrupción de las clases oligárquicas la que produce esos sueños de despojo y atropello que se cristalizan en el proyecto comunista. La asociación de Samper con el Cartel de Cali no es menos grave que el apoyo que buscó en los comunistas y en los otros grupos de ex guerrilleros que ejercían en el Congreso de lobbistas de Santodomingo. Algún día se sabrá cuánto influyó todo eso en el ascenso de las FARC en esos años. Lo que significó para los colombianos humildes el despilfarro espantoso que significó mantener viajando a todos esos intelectuales por medio mundo ya se conoció en la miseria de los años de cambio de siglo.

Como si este revolucionario no tuviera suficiente con encarnar aquello que sus socios políticos dicen combatir, se da la circunstancia de que el movimiento que acaudilló su abuelo estaba formado en buena medida por ex militares y ex policías: ahora el nieto es candidato del partido que con el pretexto del DIH legitima tranquilamente que se asesine a militares y a policías. Y en aras de ocupar esos puestos formidables en que se hacen los grandes negocios, como los que según muchos bumangueses caracterizaron la gestión de su hermano en esa ciudad, ¡hasta viene a decir que el M-19 era parte de la Anapo! Pero se trataba de grupos de estudiantes comunistas de las universidades de elite que buscaban ser la vanguardia de un movimiento popular al que darían contenido con su programa guevarista.

La victoria de ese caballero se entenderá en el Secretariado de las FARC como una muestra de respaldo a su lucha, pues se trata del partido que exige la negociación de las leyes con la banda asesina con la complicidad tácita de TODOS los formadores de opinión de los grandes medios. Esa presión por la negociación, por el intercambio humanitario (en campañas por ese noble fin la administración Garzón se gastó cientos de millones), por el DIH y muchas otras nobles metas es la principal arma de guerra de las FARC, por eso el apoyo al PDA en su página web y en las regiones a través de la lucha armada (que es como se llama en la jerga de esas gentes a los asesinatos).

Ojalá que a los asesinados y secuestrados de los próximos años nadie les llegue a reprochar el haber permitido que la banda se recuperara y la guerra civil se reavivara. Pero también se podría pensar lo mismo de las víctimas adultas y educadas de varias décadas: su martirio tenía algo de vicio, muy pocos de ellos habían hecho algo para impedir que reinaran los carteles criminales, puede que ni siquiera un voto con sentido cívico.