Colombia sale de la lista negra

24 03 2008

 “Los logros en materia de seguridad impulsan el despegue económico – El país andino crece por encima de la media de América Latina

En Colombia hay vida más allá de la guerrilla y el narcotráfico. En seis años, el país ha salido de la sima de la crisis económica y de la violencia desbocada para estrenar un clima inaudito de optimismo. De codearse con Afganistán y Nigeria en las listas negras de los Estados parias, Colombia ha pasado a encabezar las estadísticas de crecimiento de América Latina y es hoy objetivo codiciado de la inversión extranjera. La clave, dicen los expertos, está en los logros en materia de seguridad.

La popularidad de Álvaro Uribe se ha disparado y hoy alcanza el 84%
Sólo México, Brasil y Chile superan a Colombia en inversión extranjera

Bogotá ofrece en estos días una imagen desconocida. Buena parte de sus ocho millones de habitantes se han ido de vacaciones y los eternos trancones (embotellamientos) han cedido el paso a avenidas desiertas. “Cuando yo llegué, a finales de los noventa, no podías salir de la capital por carretera”, cuenta un empresario español. “Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y los paramilitares se habían tomado el país. Vivíamos en un estado de terror”.

La bandera de la seguridad aupó al conservador Álvaro Uribe a la presidencia en 2002. Uribe prometió que el Estado recuperaría el control territorial con un combate sin cuartel a los grupos armados y al narcotráfico, y con programas sociales. “Y lo logró. Su estrategia de Seguridad Democrática tiene un respaldo generalizado”, reconoce Alfonso Cuéllar, editor jefe de Semana, la revista política más influyente. “Hoy el país es otro. Con dificultades, pero es otro”. Las FARC están acorraladas. La mitad de sus efectivos (unos 10.000 guerrilleros) se han acogido a los programas de reinserción, junto a 30.000 paramilitares. Los secuestros y atentados han dejado de protagonizar los noticieros. Los analistas coinciden: la seguridad ha generado un “círculo virtuoso” de confianza, inversiones, consumo y crecimiento que explica el despegue colombiano.

Los altos precios de las materias primas (petróleo, carbón, café) redondean una coyuntura propicia. En apenas unos años, la economía ha pasado de la recesión a crecer un 7,4% en 2007, muy por encima de la media latinoamericana (5,5%). Los capitales nacionales están regresando. Los centros comerciales y los restaurantes se multiplican en las ciudades y se nutren de la expansión de la clase media.

Con más de 5.000 millones de euros anuales en los tres últimos años, Colombia es hoy uno de los principales destinos de inversión extranjera en América Latina, sólo superado por México, Brasil y Chile. El interés está puesto, sobre todo, en hidrocarburos, servicios, agroindustria y biocombustibles, con el desarrollo de la palma africana.

Si en el foro de Davos de 2003 Uribe fue recibido por un auditorio escéptico, en el mismo escenario, el pasado enero, su agenda se vio saturada de reuniones con directivos de grandes empresas. Lo mismo ha ocurrido con el Encuentro Empresarial Hispano Colombiano: de las diez compañías que lo inauguraron en 2002 se pasó a casi un centenar el año pasado.

“Ha mejorado la seguridad física, pero también la seguridad jurídica”, dice otro empresario español. “Colombia cuenta además con una mano de obra más cualificada y, sobre todo, con una certidumbre y un consenso nacional que contrastan con la inestabilidad de los vecinos”.

“Ha habido harta mejoría, sí señor. Este presidente nos ha colaborado”. José Gregorio tiene más trabajo en el taxi, dice, porque “como hay menos delincuencia, viene más turismo y más gente del exterior”. Su mujer, que vendía aguacates en un puesto callejero, ha pasado a engrosar las listas del empleo asalariado privado, que en los últimos años ha crecido un promedio anual del 5% (750.000 puestos de trabajo). La pobreza ha caído (del 56% al 45% entre 2002 y 2006, según Naciones Unidas) y el paro, que alcanzó el 22% en 2000, ronda el 10%.

Hay, sin duda, flancos vulnerables, como la alta dependencia del exterior. La recesión que se avecina en EE UU y las difíciles relaciones con Venezuela, sus dos principales mercados, han llevado a rebajar la expectativa de crecimiento para 2008 al 5%.

En este panorama, la sombra de Uribe empieza a eclipsar a los partidos políticos. Los grupos coaligados con el Gobierno se van desdibujando. El opositor Polo Democrático, que ha logrado avances emblemáticos (como la alcaldía de Bogotá) se debate entre “las visiones dogmáticas del siglo XX y la izquierda del siglo XXI”, en palabras del senador Gustavo Petro, una de sus voces más lúcidas. Petro asegura que “el actual periodo de bonanza” está demasiado atado a los capitales especulativos y al narcotráfico. Sin embargo, la mayoría de los economistas señala que el dinero de la cocaína, al contrario de lo que ocurría en los años noventa, es hoy marginal en las inversiones.

El apoyo popular a Álvaro Uribe se ha disparado tras los últimos golpes contra las FARC y alcanza hoy el 84%. “Es algo histórico. Los intentos de reelección habían fracasado siempre, y Uribe lo logró en 2006 con un 62% de los votos”, explica Alfonso Cuéllar.

La progresiva centralización del poder, algún caso de corrupción de funcionarios o el escándalo de los vínculos de políticos con grupos paramilitares, que salpicó al partido gubernamental, no han hecho mella en el presidente. Una campaña de recogida de firmas para modificar la Constitución y permitir que Uribe pueda optar a un tercer mandato va viento en popa.

Fuente: El País de España





La siniestra hipocresía de Rafael Correa y Hugo Chávez

2 03 2008

“Tras guardar un minuto de silencio, Hugo Chávez ha arremetido contra Uribe, al que ha tachado de “criminal que dirige una banda de criminales”, y le ha acusado de provocar una guerra con Ecuador. Ha ordenado mandar 10 batallones, incluídos carros de combate y aviones, a la frontera y ha ordenado cerrar la Embajada de Venezuela en Bogotá.
Noticias24.com

Convertir a las víctimas en victimarios y a los invasores en invadidos: esa es la clave mágica del propagandismo totalitario. Lo postuló por primera vez la pensadora judeo-alemana Hannah Arendt al desentrañar la hipócrita dialéctica del totalitarismo fascista: culpar a los judíos de males de los que eran sus principales víctimas. Y encontrar así el pretexto para exterminarlos. Incineró a seis millones y por poco los extirpa del planeta. Culpable no era Hitler, ni las SS ni la GESTAPO: era el pobre abastero de la esquina. Su pecado: practicar otra religión que la dominante. Incendió el Reichstag: culpó a los comunistas. Invadió Polonia. Culpó a los polacos. Perdió la guerra. Culpó a los alemanes.

Es la dialéctica de la siniestra hipocresía que hoy emplea Hugo Chávez frente al legítimo derecho de los colombianos, de su presidente Álvaro Uribe y de sus Fuerzas Armadas de combatir a quienes subvierten el orden y le declaran la guerra – armas en la mano y con todo un ejército – al estado de derecho en la vecina república. Permite de manera absolutamente descarada la invasión de nuestro territorio a sus aliados de las narcoguerrillas colombianas. Y sirve de cómplice al presidente del Ecuador Rafael Correa en su indignado reclamo por la muerte de Raúl Reyes a 1.800 metros de la frontera con Colombia. Pero ambos, Chávez y Correa silencian de manera ostentosa la invasión practicada por sus aliados de las FARC a sus respectivos territorios.

Arde en indignación el teniente coronel y amenaza con desatar la guerra contra Colombia si su ejército osa tocar el santuario de las FARC en territorio fronterizo venezolano. Y envía tropas, carros de combate y aviones a resguardarlos de un posible ataque desde territorio colombiano. Cerrando de paso nuestra – no suya y personal – embajada en Bogotá. Pero no se indigna por la presencia de Raúl Reyes en territorio ecuatoriano. Ni alza la voz contra los comandantes de las FARC que han establecido campamentos para sus tropas en la Guajira venezolana y se pasean a lo largo de nuestras fronteras como Pedro por su casa.

¿Quién tiene la razón: las narcoguerrillas de Marulanda y Raúl Reyes que le han declarado la guerra al Estado y a la sociedad colombianas o el presidente de la república de Colombia, reelecto con una abrumadora mayoría de sus electores y que en su guerra de Estado contra las narcoguerrillas cuenta con el respaldo casi unánime de su ciudadanía? ¿El estado vecino con quien mantenemos lazos históricos de vecindad o las narcoguerrillas que amenazan con su disolución? Guarda Hugo Chávez un minuto de silencio por la muerte de un terrorista y forajido, sus voceros se refieren al jefe de las FARC como al “Señor” Raúl Reyes, a las FARC como “Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército Popular”, exigen se les reconozca carácter beligerante y descalifican la cruzada del gobierno colombiano contra sus insurgentes como si se tratara de “una guerra privada de Álvaro Uribe”. Goebbels no lo haría mejor.

¿Por qué no reclaman Hugo Chávez, Nicolás Maduro, Cilia Flores, el ministro de la defensa y quienes tienen el deber y la obligación por velar por nuestra soberanía por la invasión de los irregulares colombianos a nuestro territorio? ¿Por qué no le ponen freno a sus desmanes, secuestros, asesinatos y cobro de vacunas en nuestros estados fronterizos? ¿Por qué les brindan respaldo, les proveen de identidad, los alojan en Fuerte Tiuna? Porque forman parte del tinglado político del expansionismo chavista. ¿Por qué no lo hace Rafael Correa? Porque recibe precisas instrucciones de Hugo Chávez, a quien le debe su presidencia.

De allí la gravedad que reviste la desaparición de Raúl Reyes para el expansionismo chavista. Es un golpe mortal a su delirante proyecto de la Gran Colombia. Que se vaya despidiendo.

Encontró en Uribe la horma de su zapato. Y en nuestro pueblo el vengador justiciero que lo sacará más temprano que tarde del poder que envilece. Le está llegando su hora. De nada le servirá su indignación.

LA HORMA DE SU ZAPATO
Antonio Sánchez García





UN GOLPE DEVASTADOR: Dado de baja Raúl Reyes

2 03 2008

La muerte del Nº 1 de las FARC, Raúl Reyes, constituye un golpe devastador a las narcoguerrillas colombianas. Descabeza su alto mando, le priva a las FARC de su máxima representación internacional y muy posiblemente hundirá definitivamente a la insurgencia colombiana en el caos y la desintegración. Sumada a la pérdida de sus principales financistas, la pérdida del Nº 1 – Marulanda no es más que un anciano emblemático, sin poder real – de las FARC anticipa su aniquilación como factor político-militar del escenario colombiano.

No es un golpe de fortuna, sino el premio a la tenacidad, el coraje y la decisión de un jefe de Estado que no ha vacilado en dirigir una guerra no sólo contra las narcoguerrillas, la subversión y el totalitarismo, sino contra la pusilanimidad y la carencia de sentido de Estado en los sectores políticos neogranadinos, que han estado dispuestos a rendirse al supuesto poderío militar y someterse al chantaje de quienes no deben ser tolerados bajo ninguna circunstancia. Uribe demuestra ser no sólo un gran estratega político. Es también un muy importante comandante de fuerza. Dispuesto a jugarse el todo por el todo por sus causas, como lo demostrara, también exitosamente, en Villavicencio.

Lógico aunque aberrante el criterio de quienes reclaman por la oportunidad del combate que segara la vida de Reyes y muy posiblemente de su mujer, la hija de Marulanda y otra docena de terroristas. Que el presidente Sarkozy y otros demócratas europeos ajenos al conflicto que se vive en Latinoamérica privilegien su interés por la vida de la Sra. Betancourt sobreponiéndolo al interés de millones y millones de colombianos y latinoamericanos, denota sin duda cierto desprecio por nuestra propia capacidad de gobierno. Y la crónica debilidad de las democracias europeas ante el asalto a la democracia y la institucionalidad por parte de los caudillos militares y civiles decididos a mantenernos de por vida en los aledaños del progreso y la civilización. Es la seducción del realismo mágico que ejercen sargentones y guerrilleros, politicastros e intelectuales que anteponen la sensiblería folklorizante de revoluciones macondianas a la racionalidad moderna que exigimos quienes queremos emanciparnos del yugo de la estupidez y el subdesarrollo.

La caída de Reyes vuelve a darle credibilidad al gobierno colombiano, que aseguraba que las FARC se encontraban acorraladas y que cualquier gesto de complacencia no tenía otro objetivo que tenderles un salvavidas para evitar la hecatombe. Demuestra, al mismo tiempo, la creciente soledad en que se hunde un proyecto de desestabilización continental que ante el acorralamiento a que se ve sometido por la ciudadanía venezolana, opta por ampliar los ámbitos del conflicto extendiéndolo a la vecina república.

Así no sea reconocido: la caída de Reyes, a pocas horas de la renuncia definitiva de Fidel Castro, constituye otro golpe mortal a las pretensiones imperiales del teniente coronel. Sin duda, un triunfo para la democracia en la región.

UN GOLPE DEVASTADOR
Antonio Sánchez García
Especial para Noticias24.com





27 candidatos fueron asesinados por el narcoterrorismo

28 10 2007

Las autoridades señalaron que de los 27 crímenes, 20 corresponden a candidatos inscritos, igualmente se estableció que en al menos tres de esos hechos, los móviles fueron vinculados a problemas personales de los candidato y no a acciones de grupos armados para torpedear la campaña.

El Gobierno Nacional reconoció que aunque en la campaña política que hoy culmina fueron asesinados menos candidatos, los atentados contra los dirigentes políticos se incrementaron de una manera preocupante

Las acciones de actores armados especialmente las Farc durante la campaña política dejaron como saldo además cuatro secuestrados y un número importante de aspirantes desplazados.

La mayor presión armada según datos oficiales se presentó en Huila, Valle, Antioquia y Tolima. Las principales víctimas de la violencia fueron los aspirantes a los concejos. La Viceministra del Interior María Isabel Nieto dijo que en la campaña se dispararon los atentados, llegando a 22 acciones directas contra candidatos y nueve contra sedes política, a pesar de esas agresiones este año murieron 10 candidatos menos que las elecciones del año 2.003

Aunque no se cuantificó el dato exacto de candidatos desplazados, el Gobierno reconoció que un número importante de actuales concejales que buscaban su reelección fueron incluidos en el plan de reubicación temporal dentro de sus departamentos por lo que eran trasladados a sus regiones para actos públicos y luego regresaban a lugares en los que se garantizara su seguridad.

La siguiente es la lista de candidatos asesinados durante la campaña.

* Freddy Enrique Obregón, aspirante a la Alcaldía de San Calixto, Norte de Santander, por el Partido Conservador
* Ramiro Rodríguez, candidato al Concejo de Garzón, Huila, por Convergencia Ciudadana
* Fabio de Jesús Baldelamar, candidato por la Alianza Social Indígena a la Alcaldía de Cartagena del Chairá, Caquetá
* Juan Manuel Caballero, candidato conservador a la Asamblea del Meta
* Julio César Morantes, aspiraba a la Alcaldía de Villarrica, Tolima por el Partido de la U
* William Valderrama, aspirante conservador al Concejo de Tuluá
* Key Berniel Cera, candidato del Movimiento Cívico Independiente al Concejo de Curumaní, Cesar-
* Jaír Antonio Correa, aspirante por el Partido de la U al Concejo de Buga
* Róbinson Salazar, aspirante por Alternativa Liberal al Concejo de Villavicencio, Meta
* Humberto Cabrera, inscrito por Apertura Liberal al Concejo de Curillo, Caquetá
* Anuar Yaver Cortés, candidato por el Partido Liberal a la Alcaldía de Aguachica, Cesar
* Alberto Martínez, candidato a la Alcaldía de Rioblanco, Tolima, por Convergencia Ciudadana
* Jairo Alberto Atehortúa, aspirante por el Liberalismo Social al Concejo de San Francisco, Antioquia
* Segundo Alfredo Moreno, candidato del Partido Liberal al Concejo de Ipiales, Nariño
* Manuel José García, aspirante por el Partido Afrocolombiano al Concejo de Algarrobo
* Jairo de Jesús Casanova, candidato liberal a la Alcaldía de Puerto Guzmán, Putumayo
* Freddy Borrero, candidato al Concejo de Yumbo por la Alianza Social Indígena
* Gustavo Arcila, aspirante al Concejo de Génova, Quindío, por el Partido Liberal
* Jesús Albeiro Montoya, aspiraba a la Alcaldía de Samaná, Caldas por el Partido de la U
* Javier Jaramillo, candidato a la Alcaldía de Morales, Cauca, por el Partido Liberal
* Widis Núñez, candidato por el Partido Conservador al Concejo de Santa Rosa, Bolívar
* Hildardo Antonio Toro, candidato de Alas Equipo Colombia al Concejo de Cocorná, Antioquia
* Medardo Vásquez, aspirante al Concejo de Cocorná por Convergencia Ciudadana
* Adolfo León Álvarez, candidato de Cambio Radical a la Alcaldía de Ataco
* Benjamín de Jesús Valbuena García, aspirante de Colombia democrática al Concejo de Toledo Antioquia
* Gratiniano Murcia candidato a la Alcaldía de Cartagena del Chaira
* Liliana Polania Aspirante a la Asamblea de Caquetá del partido Convergencia Ciudadana.

Fuente: El País de Cali

Las elecciones menos violentas en 10 años

Por Alfredo Rangel

(…)La opinión pública nacional se ha visto justamente conmovida por la oleada de violencia política durante las semanas previas a las elecciones de hoy. Esto ha llevado a algunos a concluir erróneamente que nuestra democracia está en las mismas condiciones de inseguridad de años anteriores. La verdad es que, a pesar de esa equivocada percepción, el país ha avanzado mucho en recuperar la libertad política y la seguridad en los procesos electorales. De hecho, las que hoy culminan han sido las elecciones menos violentas de los últimos diez años. Un triunfo de la Seguridad Democrática.

Datos al canto. Según un estudio de la Fundación Seguridad y Democracia, en 1997 hubo 133 homicidios y 434 secuestros relacionados con el proceso electoral de entonces, lo que afectó a 211 municipios, esto es, el 20 por ciento del total. En el año 2000, los homicidios fueron 114 y los secuestros 133, en 157 municipios. En el 2003 hubo 94 homicidios y 35 secuestros, en 88 municipios. Durante el presente proceso electoral las cifras descendieron a 64 homicidios, 12 secuestros y los municipios afectados bajaron a 62, o sea, 5 por ciento del total. En resumen: con relación a las elecciones de hace 10 años, esta vez tuvimos 2 veces menos homicidios, 36 veces menos secuestros y 3,5 veces menos municipios violentos. Así, afortunadamente para nuestra democracia, resultaron exagerados los vaticinios de la Misión de Observación Electoral, MOE, que estimó en 339, o sea, el 30 por ciento, los municipios con riesgo alto y extremo de violencia.

Este descenso de la violencia electoral tiene tres explicaciones: la desmovilización de los paramilitares, el debilitamiento de la guerrilla y la casi desaparición -por el debilitamiento de ambos- del enfrentamiento entre esos grupos irregulares. En efecto, el paramilitarismo pasó de tener 16 mil hombres en armas dedicados principalmente a mantener y expandir su control político de las regiones, a tener solo 3 mil hombres ocupados mayormente en el narcotráfico, la extorsión, el robo de combustibles, etc.

Por su parte, el Eln pasó de 4.500 hombres a unos 1.200, y de realizar 538 secuestros en el primer año del gobierno de Uribe a solo 20 secuestros en el último año. Las Farc, por primera vez en su historia, tuvieron un descenso en el número de combatientes, de unos 18 mil a cerca de 14 mil. Pero su actividad armada ha descendido mucho más: sus retenes ilegales, por ejemplo, pasaron de 278 en el 2002 a 96 en el 2006, o sea, una disminución del 70 por ciento. Sobra decir que en estas elecciones las Farc no hicieron una demostración de fuerza sino de debilidad pues, siendo los principales ejecutores de la reciente violencia electoral, no lograron su propósito de sabotear los comicios en los municipios donde se encuentran sus frentes. Las autoridades se lo impidieron. (…)





Adiós al “Negro Acacio”

8 09 2007

 

Cayó abatido el octavo hombre de importancia en las FARC, después de recibir 69 bombas lanzadas por supertúcanos y fantasmas de la gloriosa Fuerza Aérea Colombia. Por ahí dicen que el mejor guerrillero, es el muerto y “Acacio” confirma esta teoría.





Editorial de la Razón de Madrid

2 07 2007

Fuente: Noticias 24 

 

Mientras el país estaba o está sumido en la tristeza y el dolor por la muerte de 11 de los 12 diputados del Valle del Cauca, las Farc celebraban en Chile su aniversario número 43.

 





Una revista frívola e irresponsable

24 06 2007

A raíz de la entrevista hecha al narcotraficante Fabio Ochoa Vasco, el país comenzó la semana con un nuevo escándalo. En la entrevista, titulada “El hombre del cartel”: Ochoa Vasco realizó unas declaraciones alarmantes, que dieron de qué hablar… Habló de narcotráfico en Ralito, de infiltración de la campaña de Uribe para la presidencia en 2002 y otros secretos.

Hablaré solo de la campaña de Uribe I para las elecciones en 2002

Ochoa Vasco habla de que a la campaña de Uribe I entraron más de 12 millones de dólares de los “paras”. Estas declaraciones son escandalosas, claro.

El gerente de la campaña de Álvaro Uribe Vélez, Fabio Echeverri Correa rechazó tajantemente las afirmaciones de Ochoa Vasco y calificó el incidente entre Salvatore Mancuso y Fabio Ochoa Vasco: “Es pelea entre delincuentes”.

Análisis:

– Uribe Vélez perdió de manera estruendosa en casi todas las zonas de influencia paramilitar.

Vamos por departamentos: Resultados de elecciones presidenciales en 2002

1) Atlántico:
o Horacio Serpa Uribe: 244.970 votos para un promedio de 53,951%
o Álvaro Uribe Vélez: 170.400 votos para un promedio de 37,528%
o Luis Eduardo Garzón: 19.360 votos para un promedio de 4,264%

2) Bolívar:
o Horacio Serpa Uribe: 178.295 votos para un promedio de 51,988%
o Álvaro Uribe Vélez: 132.912 votos para un promedio de 38,755%
o Luis Eduardo Garzón: 14.277 votos para un promedio de 4,163%

3) Cesar:
o Horacio Serpa Uribe: 103.044 votos para un promedio de 53,689%
o Álvaro Uribe Vélez: 67.952 votos para un promedio de 35,405%
o Luis Eduardo Garzón: 9.203 votos para un promedio de 4,795%

4) Córdoba:
o Horacio Serpa Uribe: 196.697 votos para un promedio de 54,033%
o Álvaro Uribe Vélez: 142.407 votos para un promedio de 39,119%
o Luis Eduardo Garzón: 8.923 votos para un promedio de 2,451%

5) La Guajira:
o Horacio Serpa Uribe: 65.872 votos para un promedio de 67,337%
o Álvaro Uribe Vélez: 24.399 votos para un promedio de 24,941%
o Luis Eduardo Garzón: 3.801 votos para un promedio de 3,886%

6) Magdalena:
o Horacio Serpa Uribe: 105.205 votos para un promedio de 43,415%
o Álvaro Uribe Vélez: 113.812 votos para un promedio de 46,967%
o Luis Eduardo Garzón: 8.706 votos para un promedio de 3,593%

7) Sucre:
o Horacio Serpa Uribe: 119.038 votos para un promedio de 60,949%
o Álvaro Uribe Vélez: 58.631 votos para un promedio de 30,02%
o Luis Eduardo Garzón: 9.066 votos para un promedio de 4,642%

Fuente: Registraduría Nacional, Votaciones Presidenciales de 2002 por departamentos.

– Los paramilitares han negado participación en la campaña de Uribe en las elecciones de 2002 e incluso dijeron que sugirieron votar por él (Uribe) y que jamás presionaron a los electores.

– ¿Por qué financiar? ¿Para qué plata de los “paras” a la campaña si ya estaba plenamente financiada? La campaña de Uribe jamás necesitó de dineros ilegales, es más, su gerente se encargó de su supervisar cada uno de los aportes de dinero que hubo.

La campaña del hoy presidente fue financiada por los grandes gremios y empresarios que creyeron y creen en su política de seguridad.

– ¿No era más fácil para los “paras” lograr votos a favor de Uribe a través de la coacción armada, en lugar de la simple financiación?

Ejemplo: Es mucho más efectivo amenazar a una persona para lograr votos que comprar (si es que hubo una campaña “paralela”) votos que a ciencia cierta no garantizan mucho.

– La coacción, la intimidación es más sencilla y efectiva que simplemente la compra de votos en caso de que hayan infiltrado la campaña o hayan armado una campaña paralela.

– El líder de las Auc, Salvatore Mancuso Gómez negó que ellos hayan financiado la campaña y afirmó que era calumnia contra él y el presidente. Obviamente debe haber reserva sobre la credibilidad de este señor. Yo no creo de a mucho en delincuentes y menos en mafiosos.

– Cualquier persona con cerebro sabe que la amenaza armada produce los resultados esperados. Las Auc nunca han negado su simpatía por el presidente Uribe y dijeron que su papel en las elecciones de 2002 fue llevar a la gente en camiones y volquetas a votar, pero que jamás intimidaron a la gente. Solo admitieron que en 1998 presionaron a la gente para votar por Horacio Serpa y luego cambiaron por Andrés Pastrana.

Otro testigo estrella

Parece que el efecto “García + DAS” estaba pasando de moda, quizá por las inconsistencias del mitómano Rafael García que le quitan credibilidad.

Además, al parecer García dejó de ser rentable en la venta de periódicos y revistas ya que la mayor parte de sus acusaciones fueron desvirtuadas. A Jorge Noguera ex director del DAS, le fueron precluidos los cargos como: Infiltración de los paramilitares en el DAS y homicidios de sindicalistas… Los casos por los que se investiga a Noguera son: Concierto para delinquir, utilización indebida de información oficial privilegiada y abuso de autoridad.

Hay que recordar que la revista de los López publicó unas declaraciones de García en donde según la revista Semana aseguró que el mitómano García había dicho que hubo una infiltración y fraude electoral a favor de Uribe en el Magdalena por 300 mil votos (Buscar la cita que dice Fraude Electoral) cosa que resultó falsa porque Uribe jamás sacó esa cifra. Uribe perdió en casi todas las zonas de influencia paramilitar…

Rafael García aseguró a una emisora de RCN que él jamás mencionó la campaña presidencial, sino las parlamentarias. Y nos dimos cuenta que Semana ADULTERÓ (le mintió al país) la entrevista…

¿Qué busca la Revista Semana publicando las mentiras de un narco? ¿Más escándalo?

– Esta revista no solo es frívola e irresponsable sino también amarillista.

– Una revista que publica conversaciones privadas sin ninguna cosa comprometedora, aparte de ridiculizar a esas personas (Ver artículo “Todos Chuzados” con las declaraciones de María Consuelo Araújo a la cabeza).

– Una revista que compra policías (corruptos estos) o sea, una revista que “chuza” a la policía a cambio de dinero, al mejor estilo mafioso.

– Una revista de una familia (López) que recibió dineros de Pablo Escobar y además se reunió con él con fines non sanctos, no puede ser una revista seria.

Los Mellizos

A mediados de diciembre del año 2006 salió un artículo en la revista Cambio, donde los hermanos Miguel Ángel y Víctor Manuel Mejía Múnera acusaban al gobierno de haberles incumplido algunas cosas pactadas y además dijeron que varios líderes paramilitares aportaron dinero a la campaña de reelección de Uribe II y que este hecho se habría fraguado a través del ministros del Interior y Justicia en ese entonces, Sabas Pretelt de la Vega.

La acusación fue refutada por el líder político de las Auc, Ernesto Báez, quien negó el hecho y además puso en duda que fueran los hermanos Mejía Múnera los que habían llenado ese formulario. El abogado de los narcoparamilitares también puso en duda fueran ellos.

Sorprendentemente hace poco más de dos meses “Los Mellizos”, Vicente Castaño y otros líderes “paras” que no quisieron irse para Itagüí ofrecieron desmovilizarse y entregar al fondo de reparación y reconciliación 25 mil millones de pesos pero con condiciones. El ministro del interior y justicia rechazó la oferta por tratarse una maniobra de “Los Mellizos” para tratar de quedarse con parte de su fortuna.

Hace 5 días el gobierno del Álvaro Uribe autorizó la extradición de Víctor Manuel Mejía Múnera.

Análisis:

– ¿qué objeto tiene o tenía acusar a la campaña de Uribe II de haber recibido recursos de los “paras” para luego salir con el cuento de desmovilizarse? Pongámosle lógica: No tiene lógica acusar al otro y después salir con el cuento de rendirse.

El duro

La designación de Óscar Naranjo como director general de la policía debe tener temblando a todos los narcos del país. Especialmente a los cabecillas de las FARC, a Vicente Castaño, a Wilmer Varela, alias Jabón’, a Diego Montoya, alias Don Diego (el capo más duro de Colombia actualmente, el cual cuenta con ejército privado muy grande llamado “Los Machos”).

La semana anterior fue desarticulado el cartel de Pizarro (Chocó) quienes habían sido noticia por la incautación de 13,5 toneladas de coca. De pronto por esto andan tan asustados los Mejía Múnera y salieron a desmovilizarse…

Paquete videográfico

El diario de The New Herald publicó un video donde aprecia el candidato hoy presidente Álvaro Uribe Vélez con un jefe paramilitar llamado Fremio Sánchez Carreño, alias Esteban. El DAS en un principio ofreció 100 millones por el prófugo pero después afirmó que alias “Esteban” no estaba en dicha reunión, sino un tal Ómar Pacheco condenado por concierto para delinquir en 2004

En el noticiario Noticias Uno afirmaron que en el video donde aparece el candidato hoy presidente, este estaba reunido con 7 paramilitares, el Das al contrario afirma que Uribe no se reunió con “paras”. Este tema merece una investigación por parte de la Fiscalía General de la Nación.

Fuente del video: La revista Semana (otra vez) publicó un artículo en referencia al video donde alias Ernesto Báez (el Petro de derecha, jamás mató a nadie) donde sale haciendo proselitismo a favor de Carlos Clavijo, senador por el Movimiento Convergencia Popular Cívica.

Hay otro video donde sale Uribe, Eleonora Pineda y Clavijo y donde Pineda afirma en frase mítica: “Éstos serán el nuevo senador y presidente”

La fuente de estos videos fue el Polo Democrático Alternativo, que en más de cinco años, éste el único resultado se sus investigaciones….

Leyendo la página ese partido, estos afirman que el ministro de Hacienda Óscar Iván Zuluaga salió elegido senador de la república por ese movimiento. Obviamente lo hicieron de manera maliciosa y sesgada al igual que Claudia López (esta afirmó que ese partido era de Ernesto Báez), jamás mencionaron al gobernador del Valle Angelino Garzón, que fue elegido por el Movimiento Convergencia Popular Cívica. Un izquierdista elegido por “paras”, ¿podrá usted creer eso? Que Angelino Garzón esté en ese movimiento demuestra que era un movimiento político pluri-ideológico.

El proselitismo de Báez es igual a los artículos de las FARC donde dicen: “El pueblo, el* PDA y la paz en Colombia”, ellos jamás han rechazado esos apoyos.
Artículos tomados de la página de las FARC: 1 y 2

Proselitismo con narcoterroristas: El año anterior varios representantes del PDA (Navarro, Samuel Moreno entre otros) se reunieron en la Casa de Paz en Medellín para hablar con los líderes del grupo terrorista ELN, Antonio García y Felipe Galán y les dijeron que hicieran campaña con el Polo ¿campaña? ¿Sin proceso de paz? ¿Sin desmovilización? Pidiéndoles a terroristas hacer campañas con ellos (Salud Hernández-Mora escribió un artículo al respecto, pero ya no aparece online)

Esto concuerda con el homenaje que Daniel García-Peña le rindió al comandante Milton Hernández, jefe internacional del ELN en la página del Polo Democrático. ¿Homenajeando a asesinos-terroristas? ¿Qué tal un homenaje de un uribista a un “para”? Ahí mismo lo acusan de paramilitar. ¡Qué sesgo y qué inmoralidad!

De la Espriella

El senador Miguel Alfonso de La Espriella en entrevista exclusiva a la FM, afirmó;

 

  • Que él es colaborador de los “paras”.

 

  • Que él y Eleonora Pineda llevaron propuesta de desmovilización al presidente electo Álvaro Uribe y que este último recomendó discreción y que el tema se lo pasaría a su Comisionado de Paz cuando lo nombrara.

 

  • Que la campaña de Uribe jamás fue infiltrada ni penetrada por los ‘paras’ y que las Auc no hicieron proselitismo por Uribe…

 

  • Que Mancuso pretendió reunirse con Uribe antes de las elecciones, pero el hoy presidente rechazó de manera tajante el ofrecimiento por considerar que si se reunía con el paramilitar no podría ser el presidente de Colombia.

 

  • Terminó de confirmar la animadversión de Carlos Castaño por Álvaro Uribe Vélez por considerar que Uribe acabaría (hecho que ocurrió) y deslegitimaría a las AUC. La declaración de De la Espriella coincide con las primeras declaraciones de Castaño hace muchos años ya con Darío Arizmendi.

 

  • Afirmó que el presidente jamás supo de los vínculos de él (De la Espriella) con las AUC.

 

  • Que en la reunión de Ralito muchos de los hoy están en la picota (cárcel y publica) fueron accidentalmente a la reunión.
  • Que Salvatore Mancuso le sugirió a él y a Eleonora Pineda que trataran de tramitar asilo político en Venezuela con Gustavo Petro. Según De la Espriella, Mancuso le entregó el número celular de Petro.

    Esto no es nuevo, vale la pena recordar que la revista Cambio publicó un artículo donde se afirmaba que Gustavo Petro, Wilson Borja y Piedad Córdoba estaban tramitándole a Rafael García asilo político en Venezuela, incluso se dijo que Wilson Borja se reunió con la esposa de García.
    También se habló de que Piedad Córdoba trato de conseguirle asilo a García en Argentina.
    Dos testigos acusan a Petro de hacer montajes…

 

  • Miguel de la Espriella afirmó que hay una posible alianza entre narcos, paras e izquierda y dijo: Fabio Ochoa Vasco miente y que si hubieran infiltrado la campaña de Uribe lo hubieran hecho las AUC a través de él.

Alianza Izquierda-Narco

El Toconur-antiextradicción ya empezó a operar. La famosa frase Toconur significa: Todos contra Uribe y ahora se le sumó la mafia.

Es indudable que ante un posible caída de Uribe del poder, la mayor opción de para sucederlo la tendría el Polo Democrático (esto depende de las causas de la caída).

La sucesión de Uribe será fundamental para este país. Es sabido que la gente del PDA rechaza la extradición, a ellos no les gusta que nuestros nacionales sean juzgados en el extranjero. A los narcos les convendría de manera espacial un gobierno del PDA. No serían extraditados y pagarían penas no muy altas en Colombia, porque el sistema legal gringo es mucho más riguroso e incluso es demasiado rígido.

Señores, empezó a funcionar y a dar resultados el Toconur, esta vez acompañado de la antiextradicción.





¿Qué fue primero, el huevo o…?

22 05 2007

Por: Francisco Javier Saldarriaga

Los humanos tenemos una forma muy peculiar para definir las prioridades y es que éstas dependen en un ciento por ciento del interés que se tenga en el momento de iniciar el análisis para su definición.

Algunos personajes han querido invertir el orden de los acontecimientos para usar, esta manera de mostrar los hechos, como argumento para atacar, o por lo menos enturbiar, la imagen que ante los colombianos tiene nuestro Presidente.

Ahora se quiere hacer ver que lo que viene ocurriendo con los efectos de la Ley de Justicia y Paz, en lo que concierne con el destape de los nexos de muchos miembros de nuestra sociedad con las organizaciones de las autodefensas, es un logro de quienes se opusieron a esa Ley o no la votaron en el Congreso. Vaya paradoja.

Se arguye que aquí se está atacando a quien denuncia y encubriendo a quien se aprovecha o aprovechó del accionar de los grupos armados ilegales que conformaron las Auc. Esto es muy posible que esté sucediendo, pero para aquellos que han acolitado y apoyado la mal llamada ala armada de la izquierda que se proclama defensora de los derechos humanos.

Nunca he podido entender que esos señores: secuestren civiles, extorsionen civiles, masacren civiles, ataquen poblaciones llenas de niños, ancianos, mujeres y gente de paz y a renglón seguido se quieran mostrar como los portaestandartes de la justicia social y de la igualdad. Durante el despeje del Caguán, tuvieron la oportunidad de mostrar cuáles son sus intenciones en el momento en el que lleguen al poder. En casi cuatro años mostraron un piloto de su filosofía de gobierno, que consiste en el incremento de la pobreza, el toque de queda permanente, el refugio de malhechores y secuestradores, lógicamente con las víctimas de sus fechorías. Ese sería el país que tendríamos si creyésemos en su lucha.

Lo que se está viviendo tiene, como consecuencia primera y gestora, la iniciativa del gobierno para que llegáramos a un acuerdo con los dirigentes de las autodefensas para dejar las armas. Se hizo una ley que los obliga a la verdad y la verdad está asomándose poco a poco. Es cierto, falta mucha verdad por descubrir, pero ahora ya tenemos mucho que no teníamos hace dos años. Después o simultáneamente, vendrán la justicia y la reparación.

Esa ley es el huevo o la gallina que lo puso, (no lo colocó) pero de todos modos es la causa primera de este destape que no nos asombra, ya que en nuestro interior estábamos esperando que sucediesen cosas de este tipo. Por fin alguien, y no fue otro que el gobierno, originó las condiciones para que se develasen esas verdades ocultas, pero supuestas por casi todos nosotros.

Fuente: El Colombiano

Maya Villazón confirma lo primero:

La legitimidad del Congreso
El procurador general Edgardo Maya Villazón también se refirió a la propuesta de revocatoria del Congreso, que se ha ventilado en algunos sectores a propósito de la vinculación de varios legisladores en el proceso sobre parapolítica.

“Ese es un tema que se plantea cada vez que suceden hechos sobre la legitimidad del constituyente primario, pero precisamente la misma ley ha establecido la forma cómo se solucionan esas ausencias y esas impresiones. No toda la institución parlamentaria está implicada en este tema, entonces hay unos parlamentarios que tienen un derecho a la defensa, que no pueden ser estigmatizados porque no han tenido ninguna forma de relación con estos grupos al margen de la ley”.

Al responder sobre si en un momento determinado se llegara a comprobar esa relación con los grupos armados, Maya Villazón agregó que “el tema sería de que estuviera todo un Congreso de la República con unas credenciales espurias, originadas en hechos anormales de vinculación a grupos armados que viciaron la voluntad del constituyente primario”.

También dio su concepto sobre la participación de los congresistas hoy vinculados por la Corte Suprema en el estudio y aprobación de la Ley de Justicia y Paz,

Sinceramente creo que si los parlamentarios hubieran tenido siquiera una presunción de que iba a suceder todo esto, pues desde luego que ni siquiera hubieran aprobado la ley. Entonces, creo que en la aprobación de la ley que está surtiendo efectos, que está sobre ellos, que está operando, no solamente porque ellos no estaban en el proceso de Justicia y Paz, lo que tenemos que hacer los órganos institucionales, lo que tiene que hacer la Fiscalía, lo que tiene que hacer la Corte Suprema de Justicia es poner a operar la ley como lo está haciendo en el momento”.

Fuente: Ayuda al lector de El Colombiano

Así los oportunistas apologistas de la guerrilla no se tomen esto como su descubrimiento ni tampoco los medios masivos. Ya The Economist lo había dicho en elogiador artículo a Álvaro Uribe.





Ni Gore ni el gore

29 04 2007

Por: Jaime Ruiz

La publicación a comienzos de la semana anterior de una separata en la prensa con toda clase de detalles escabrosos de los crímenes de las AUC (principalmente, como era de temerse), sólo es el paso siguiente a la arremetida de Petro, algo que estaba perfectamene calculado y que se concibió al mismo tiempo que el debate. Ambas cosas forman parte de la campaña electoral de la izquierda democrática.


Y esto no tiene por qué ser una mala noticia: constituye una tácita aceptación de la democracia, si bien sus cálculos se basan en el control que han alcanzado gracias a sus fuerzas de choque de muchísimas nóminas estatales y también de las maquinarias de compra de votos que antes servían al llamado liberalismo. En cualquier caso, es preferible que busquen los votos engañando a la gente que asustándola con masacres como la de Bojayá (la cual multiplicó milagrosamente la intención de voto por Luis Eduardo Garzón en las elecciones presidenciales de 2002).

Lo que pasa es que probablemente van a tener que volver a las bombas porque la estrategia no da resultado. El desplante de Al Gore a Uribe despertó entre los colombianos sobre todo solidaridad con el presidente, por no hablar del daño que podría hacer a los intereses del Partido Demócrata el que se haga publicidad sobre su tácito apoyo a una formación como el PDA. Cuanta más información llegue a la gente del primer mundo sobre Colombia menos posibilidades habrá de justificar las pretensiones de la izquierda democrática y sus niños (negociación política). Con lo que toda la campaña tiene un efecto de corto plazo que no parece prometer muchos votos a esa facción. Salvo que esperen completarla con una arremetida de terror en la fase final de la campaña electoral.

Lo mismo ocurre con la manipulación de las noticias de atrocidades, algo que evoca el cine gore. Esa exhibición tiene por objeto forzar en la gente una condena del gobierno, al que tácitamente se hace culpable de esos crímenes. Por lo general el método consiste en debilitar cualquier sentido crítico gracias al impacto de las imágenes atroces, claro que para producir ese impacto no es necesario que haya delante pruebas de perversidad o crueldad, puede bastar un quirófano o el resultado de un accidente de tráfico. Se pretende sensibilizar a esa parte de la sociedad que ve en el llamado paramilitarismo un mal necesario, hacerla sentir cómplice de unos criminales monstruosos…

Pésima estrategia electoral. La capacidad de mentira y ocultación de los medios, que se pone de manifiesto cada vez que las víctimas son soldados y policías, se agotará antes de que la gente decida apoyar a los que ni siquiera condenan los secuestros. Al igual que se ha agotado la capacidad de culpar al gobierno de las bombas. De modo que la próxima vez que encarguen una monstruosidad para alentar el voto por sus pupilos lo que se encontrarán es con gente que por nada del mundo quiere ser cómplice de quienes esperan sacar provecho de esos hechos.

Y los que creen que el paramilitarismo es o fue un mal necesario merecen todo el reproche de la sociedad. Quienes recuerdan la situación colombiana en 2000 y 2001, cuando se oían tantas voces desesperadas clamando por una intervención estadounidense que no llegaría o esperanzadas en que la banda de asesinos de Castaño y Mancuso salvaría al país de la caída en manos de la izquierda democrática, comprobarán que hubo una alternativa distinta: elegir a un gobierno comprometido con el imperio de la ley. Un gobierno que no pretendiera complacer a los terroristas. El resultado ha sido la reducción casi de ensueño de los indicadores de violencia, algo que angustia a la izquierda democrática que ve alejarse las prebendas y los cargos vitalicios.

Esa reducción de la violencia es la gran conquista cívica de esta década. No la van a echar a perder con campañas de calumnias ni con manipulaciones como las imágenes de atrocidades. Cada día que alguien se pregunta por la causa de todo eso empieza a revolotear una luciérnaga que alumbra los nombres de las camarillas oligárquicas que lanzaron la revolución, como la de la Facultad de Sociología de la Universidad Nacional en los años sesentao, o la de la revista Alternativa. Y una pregunta a la que los farsantes del cartel de la calumnia no podrán contestar:

¿Por qué el PDA no pide a las guerrillas que desistan de su guerra?





Liberación de todos los secuestrados

26 03 2007

Hay situaciones que son alentadoras para Colombia. Durante el año que terminó se redujo nuevamente el número de secuestros en el país: de 377 plagios registrados en 2005 se llegó a 282 en 2006, lo que representa una reducción del 25.2% en el número de secuestros durante el último año.

En este sentido también se registró una gran disminución en las pescas tenebrosas: mientras en 2005 se presentaron 15, el año que termina solo se reportaron cinco retenes ilegales, lo que representa una disminución del 66.7%.

 Sin embargo las noticias son menos alentadoras en Bogotá, ciudad en la que se registró un incremento en el número de secuestros, pasando de 18 en 2005 a 24 en 2006.

No obstante lo más doloroso de esta tragedia nacional es que el secuestro con fines de extorsión de menores de edad registró un crecimiento del 65.1%: en 2005 fueron secuestrados 28 niños y este año fueron reportados 43 casos, llegando a ser el sector social más vulnerable al secuestro, pues los menores representan cerca del 18% de los colombianos secuestrados durante el 2006… esto es una vergüenza para el país, que sigue recorriendo la misma senda de la indolencia frente a los menores de edad.

Además esta penosa situación exige mayores esfuerzos para erradicar el secuestro de nuestra sociedad, no solo desde el Gobierno, sino también desde el núcleo esencial de cada niño: su familia, sus amigos y el círculo cercano de cada pequeño.

Ni un secuestro más

Desde hoy Atrabilioso inicia una campaña para exigir el regreso de TODOS los secuestrados.

La intención no es hacer de caja de resonancia a los que piden, de manera descarada, que sean liberados SOLO 60 secuestrados. Por el contrario: es un llamado a la nación que no se atiene a los dogmas mediáticos para no dejar a más de 3 mil colombianos secuestrados a su suerte.

Colombia necesita unirse, en una sola voz, exigiendo la libertad INMEDIATA de TODOS los que padecen ese flagelo salvaje del secuestro.

Según la fundación País Libre, son 3177 las personas que permanecen secuestradas en Colombia, 23 de las cuales fueron secuestradas en 2006… por ellos, por los 60 secuestrados políticos y por sus familias, la exigencia debe ser contundente: libertad para TODOS los secuestrados.

Aunque las cifras son esperanzadoras en cuanto a la reducción del secuestro, la sociedad colombiana debe ponerse en pie para erradicar este delito y no patrocinar la ocurrencia de nuevos secuestros mediante un supuesto canje humanitario que solo prolonga la angustia de 60 familias, mientras que llena de incertidumbre a miles de colombianos que cada día luchan por conseguir altas sumas de dinero que supuestamente permitirán la libertad de sus seres queridos.

Son tan graves los secuestros políticos como los cometidos para extorsionar, y TODOS los colombianos que padecen ese flagelo deben recibir la solidaridad y el compromiso de la Nación para alzar la voz y exigir su liberación inmediata y sin contraprestaciones.

Mientras UN solo colombiano esté secuestrado, TODOS los colombianos estaremos secuestrados, pues solo será cuestión de tiempo para que ese flagelo se acerque y toque las puertas de nuestros amigos, de nuestras familias o de nuestra propia casa.

El canje humanitario, si se puede llamar así, debería ser por TODOS los secuestrados y no solo por aquellos que fueron plagiados con la intención de chantajear al Estado mediante presiones políticas internas y externas, muchos de los cuales tienen familias poderosas que hacen ruido mediático para satisfacer intereses particulares (¡cómo cuestionarlo!) y de los violentos.

La libertad es un derecho que tenemos TODOS los colombianos y resulta repugnante que solo se alce la voz para reclamar el intercambio de un poco más del 2% del total de secuestrados en Colombia.

Por TODOS los secuestrados en Colombia: libertad inmediata y sin condiciones.

Fuente: Atrabilioso