Teodora de Bolívar es el alias de la terrorista Piedad Córdoba

25 04 2008

Así se le conoce dentro de la estructura que ella milita, las Farc – EP (Ejército del Polo democrático). Más información en las próximas horas.

Las horas de los mamertos están contadas.





Se cae otra mentira de Rafael García

16 04 2008

(Clic para ampliar)

Fuente: Noticias24/El Nuevo País

Es increíble que la Corte suprema de justicia y la Fiscalía general de la nación, le sigan creyendo a un mitómano, delincuente al servicio del narcotráfico y de la izquierda de este país.

Tarde o temprano los magistrados de la sala penal de la CSJ y el Fiscal Mario Iguarán Arana serán juzgados por prevaricato y fabricación de pruebas, además de recibir un enérgico rechazo popular.

Lea toda las mentiras de Rafael García Torres aquí: El mitómano García





Uribe: ¡Tumba a Chávez y a Correa, ya!

22 03 2008

 Es hora de cambiar la historia de América Latina

Llegó la ahora dulce la hora de la victoria. Después de soportar las vulgaridades del tirano de Venezuela y después de oír los ladridos de sus perritos de Bolivia, Argentina y Ecuador, le toca ahora a Colombia montar su imperio.

Desde hace meses venimos insistiendo que es hora de ELIMINAR A CHÁVEZ, pues no sólo demostró ser un peligro para su país, sino para todo el hemisferio. Los últimos ataques de Bush a Chávez, parecen ser la última fase de las tensiones en América Latina.

En comienzo, vimos a un Bush callado que no respondía los insultos y las bajezas del tirano de Barinas, pero los inocultables NEXOS de Chávez con Las Farc parece que hizo cambiar la posición del imperio y su cachorro (Colombia).

Es INACEPTABLE que el dignatario de país alguno muestre respeto, admiración y hermandad por un grupo de matones, asesinos, secuestradores y terroristas como sin duda alguna son las FARC.

Esto para la hipócrita comunidad Latinoamérica parece poco. Es inexplicable que se rechace la incursión al municipio colombiano de Ecuador, pues es innegable que Correa es protector de terroristas. Es inexplicable que Chávez no reciba rechazo alguno por los miles de insultos que ha cometido contra diversos mandatarios o la intervención en NUESTROS ASUNTOS INTERNOS.

Es increíble el cinismo con que rechazan la incursión en Ecuador, pero los maletines con dineros enviados por Chávez a las campañas de los vendidos de Los Kirchner, los maletines a Bolivia, los escandalosos gastos de Piedad Córdoba y la Familia Ortega en el hotel Meliá de Caracas. La forma como incita a la guerra enviando tropas a las fronteras y después dice ser un hombre de paz y que quiera lo mejor para Colombia, pero de manera descarada dice que se va la guerra, son rechazadas ni por la OEA, ni por la cumbre de Río, ni por nadie en la región. Todos callan hipócritamente ante los crímenes, insultos y bajezas de Hugo Chávez. El único que le contestó fue Uribe y terminó aislado y culpado por cierto sector mitómano de la prensa liderado por Antonio Caballero; quién afirmó de manera descarada que Uribe era el culpable de los problemas con los vecinos.

Gracias al destino, al trabajo, a la inteligencia, nos llegó la hora dulce, llegó la hora de acabar con la oleada comunista y asesina de esta región.

El PC de Raúl Reyes promete cambiar toda la geografía política regional, ya en Costa Rica dan por cierto la información de Reyes y además aseguran que muchos políticos están involucrados en pactos con las Farc.

Ahora solo falta que los enemigos de Colombia sean encarcelados:

Noticias UNO: RED dependiente de las Farc y cuyo vínculo es la periodista Pilar Uribe.

Piedad Córdoba: Recibió 100 millones de dólares de Chávez sin contraprestación, además de ser cómplice del tráfico y pago de rehenes con fines estratégico político-expansionista.

PDA: Se demostró que son el brazo político de las FARC; tanto el PC de Reyes e Iván Ríos lo demuestran, además de su rechazo de la incursión colombiana a la vereda del Ecuador.

Chávez y Correa: Presidentes que financian y dan albergues a terrorista.

La mayor parte de comunista de América Latina está involucrados con estos arcángeles que duermen en pijama, violan niñas y les gusta que les hagan sstripers mexicanas chulas.

Uribe tiene en sus manos la mejor oportunidad para convertirse en el mejor presidente de toda la historia Colombiana, además de cambiar la geopolítica latinoamericana.





El computador de Raúl Reyes muestra nexos de Rafael Correa y Chávez con las FARC

2 03 2008

Después de una enérgica respuesta de Rafael Correa a las excusas colombianas, el gobierno de Álvaro Uribe revelará los nexos de Rafael Correa, con las Farc.

En operativo que dio muerte a Raúl Reyes fueron encontrados 3 computadores con vital información, entre ella, lo nexos del presidente de Ecuador Rafael Correa con las FARC y más especialmente con Raúl Reyes.

Parece ser que la pataleta que dio Correa con la expulsión del embajador colombiano en su país, no es más que una maniobra ditractora del presidente del Ecuador.

El presidente Chávez también estaría involucrado con Reyes y por este motivo llamó a Correa a ponerse a la ofensiva contra Colombia y contra Álvaro Uribe.

Así que las relaciones entre Colombia Y Ecuador no están al filo de la ruptura por la incursión colombiana, sino por los nexos de los bolivarianos con las FARC.





La siniestra hipocresía de Rafael Correa y Hugo Chávez

2 03 2008

“Tras guardar un minuto de silencio, Hugo Chávez ha arremetido contra Uribe, al que ha tachado de “criminal que dirige una banda de criminales”, y le ha acusado de provocar una guerra con Ecuador. Ha ordenado mandar 10 batallones, incluídos carros de combate y aviones, a la frontera y ha ordenado cerrar la Embajada de Venezuela en Bogotá.
Noticias24.com

Convertir a las víctimas en victimarios y a los invasores en invadidos: esa es la clave mágica del propagandismo totalitario. Lo postuló por primera vez la pensadora judeo-alemana Hannah Arendt al desentrañar la hipócrita dialéctica del totalitarismo fascista: culpar a los judíos de males de los que eran sus principales víctimas. Y encontrar así el pretexto para exterminarlos. Incineró a seis millones y por poco los extirpa del planeta. Culpable no era Hitler, ni las SS ni la GESTAPO: era el pobre abastero de la esquina. Su pecado: practicar otra religión que la dominante. Incendió el Reichstag: culpó a los comunistas. Invadió Polonia. Culpó a los polacos. Perdió la guerra. Culpó a los alemanes.

Es la dialéctica de la siniestra hipocresía que hoy emplea Hugo Chávez frente al legítimo derecho de los colombianos, de su presidente Álvaro Uribe y de sus Fuerzas Armadas de combatir a quienes subvierten el orden y le declaran la guerra – armas en la mano y con todo un ejército – al estado de derecho en la vecina república. Permite de manera absolutamente descarada la invasión de nuestro territorio a sus aliados de las narcoguerrillas colombianas. Y sirve de cómplice al presidente del Ecuador Rafael Correa en su indignado reclamo por la muerte de Raúl Reyes a 1.800 metros de la frontera con Colombia. Pero ambos, Chávez y Correa silencian de manera ostentosa la invasión practicada por sus aliados de las FARC a sus respectivos territorios.

Arde en indignación el teniente coronel y amenaza con desatar la guerra contra Colombia si su ejército osa tocar el santuario de las FARC en territorio fronterizo venezolano. Y envía tropas, carros de combate y aviones a resguardarlos de un posible ataque desde territorio colombiano. Cerrando de paso nuestra – no suya y personal – embajada en Bogotá. Pero no se indigna por la presencia de Raúl Reyes en territorio ecuatoriano. Ni alza la voz contra los comandantes de las FARC que han establecido campamentos para sus tropas en la Guajira venezolana y se pasean a lo largo de nuestras fronteras como Pedro por su casa.

¿Quién tiene la razón: las narcoguerrillas de Marulanda y Raúl Reyes que le han declarado la guerra al Estado y a la sociedad colombianas o el presidente de la república de Colombia, reelecto con una abrumadora mayoría de sus electores y que en su guerra de Estado contra las narcoguerrillas cuenta con el respaldo casi unánime de su ciudadanía? ¿El estado vecino con quien mantenemos lazos históricos de vecindad o las narcoguerrillas que amenazan con su disolución? Guarda Hugo Chávez un minuto de silencio por la muerte de un terrorista y forajido, sus voceros se refieren al jefe de las FARC como al “Señor” Raúl Reyes, a las FARC como “Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército Popular”, exigen se les reconozca carácter beligerante y descalifican la cruzada del gobierno colombiano contra sus insurgentes como si se tratara de “una guerra privada de Álvaro Uribe”. Goebbels no lo haría mejor.

¿Por qué no reclaman Hugo Chávez, Nicolás Maduro, Cilia Flores, el ministro de la defensa y quienes tienen el deber y la obligación por velar por nuestra soberanía por la invasión de los irregulares colombianos a nuestro territorio? ¿Por qué no le ponen freno a sus desmanes, secuestros, asesinatos y cobro de vacunas en nuestros estados fronterizos? ¿Por qué les brindan respaldo, les proveen de identidad, los alojan en Fuerte Tiuna? Porque forman parte del tinglado político del expansionismo chavista. ¿Por qué no lo hace Rafael Correa? Porque recibe precisas instrucciones de Hugo Chávez, a quien le debe su presidencia.

De allí la gravedad que reviste la desaparición de Raúl Reyes para el expansionismo chavista. Es un golpe mortal a su delirante proyecto de la Gran Colombia. Que se vaya despidiendo.

Encontró en Uribe la horma de su zapato. Y en nuestro pueblo el vengador justiciero que lo sacará más temprano que tarde del poder que envilece. Le está llegando su hora. De nada le servirá su indignación.

LA HORMA DE SU ZAPATO
Antonio Sánchez García





Jaque Mate del Imperio a Chávez

17 02 2008

El imperio contraataca, o Chávez llora y Bush ríe

Que el gobierno de George Bush decidió decirle “adiós” al chantaje chavista de cortarle el suministro de millón y medio de barriles diarios de crudo que exporta PDVSA a los Estados Unidos quedó demostrado, tanto en el tono burlón conque se refirió el portavoz de la Casa Blanca, Sean McCormack, a la amenaza de Chávez de “no enviar una gota más de petróleo a USA en caso de que Exxon haga efectivo el embargo de 12 mil millones de dólares en activos de PDVSA en el exterior”, como en el respaldo agresivo, expedito y tajante que ofreció el Departamento de Estado a la transnacional petrolera en su querella contra el estado venezolano.

Giro de 180 grados en la política de “apaciguamiento” empleado por las administraciones de Clinton y Bush frente a las agresiones que el comandante-presidente inició al otro día de asumir su mandato, y que con sobrada razón se atribuía al poder que ostentaba el hijo de Sabaneta de cerrar el bombeo de crudo que nutría hasta 27 mil bombas de gasolina venezolanas en el país del béisbol y el jazz.

O sea, que “el líder máximo de la revolución continental y mundial” podía optar por llevar a la economía más poderosa del mundo a una semi parálisis, que aunque no pasara de tres o cuatro meses, era suficiente para sembrar el pánico y el caos en un país célebre por sus terrores puritanos, pálpitos milenaristas y ansiedades apocalípticas.

Sobre todo en circunstancias de que, deslizándose la economía mundial desde comienzos del 2003 por una aguda crisis de energía que empezó a volatizar los precios hasta los 100 dólares por barril que conocimos en diciembre y enero pasados, había que andarse con cuidado con este “Rey del Petróleo” revolucionario, antiimperialista y socialista siglo XXI que amenazaba, “si no lo comprendían”, con disparar los precios hasta más allá de los 200 dólares por barril.

Y fue así como la comunidad internacional presenció durante los 5 años que van del 2003 al 2008, un fenómeno histórico apenas comparable al que significó la emergencia del imperio Otomano cuando se vio en condiciones de desafiar a los reinos cristianos de oriente y occidente al final de la Edad Media tardía, como fue la aparición en Venezuela, Irán y Rusia de gobiernos que empezaron a comportarse como petrodictaduras, en razón de que, teniendo una producción importante y reservas inmensas de crudos, podían imponerle su ley a países que, dada su dependencia energética, tenían que calársela, u optar por alumbrarse con fogatas.

Los venezolanos conocen muy bien esta historia como para ser recontada, ya que ilegalidad, arbitrariedad, autoritarismo, colectivismo, mesianismo y voluntarismo para imponerles un sistema político y económico resucitado de los escombros del muro de Berlín y el colapso de la Unión Soviética, concluyeron en una destrucción sistemática, tanto de los valores de la democracia, como de la infraestructura física con que el país contaba para salir de la crisis e ingresar al siglo XXI.

Pero igualmente los presidentes de los gobiernos de América y Europa, reacios aceptar los dictados de la petropolítica y las amenazas de los petrodictadores de hundir a las democracias occidentales en un nuevo holocausto, si eran perturbados en su empeño de barrer con la democracia, la libertad y el estado de derecho en sus propios países.

Y primero que ninguno, el presidente de los Estados Unidos, George Bush, forzado en razón de su dependencia del millón y medio de barriles diarios de crudo que envía PDVSA a USA, a mostrarse impasible, distante e ignorante de los insultos que el dueño de la estatal petrolera le enviaba un día sí y otro también.

Borracho, genocida, asesino de ancianos y de niños, jefe del terrorismo internacional, imperialista del signo de Leopoldo I de Suecia, dictador de la estirpe de Hitler y Franco y émulo del diablo y demás congéneres, eran algunos de los “argumentos” en la guerra de Chávez contra Bush y que el todopoderoso presidente del país más poderoso de la tierra, tenía que tragarse sin chistar.

¿Qué pasó entonces para que tan pronto salió Chávez con la amenaza de cortar los suministros a USA, Sean McCormak, el portavoz de la Casa Blanca se adelantara a declarar, que él “ya había oído eso”, y que un día después dijera “para los que quisieran oír”, que el gobierno de Bush apoyaba en todo a Exxon en su querella legal contra el gobierno del teniente coronel?

¿Qué pasó para que de inmediato la Secretaria de Estado, Condoleeza Rice, le propusiera al Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, iniciar “una investigación para determinar si en las transacciones comerciales Venezuela-Irán se violaban leyes estadounidenses sobre sanciones al país del Medio Oriente”, y un grupo de senadores republicanos asomara la iniciativa de declarar terrorista al gobierno chavista en caso de confirmarse su alianza con grupos terroristas de América y otros continentes?

Pues nada, sino que mientras Chávez hacía la revolución, armaba la alianza antiimperialista, construía el modelo de desarrollo endógeno, predicaba por el mundo la buena nueva de la revolución y el socialismo, y se mostraba como un caudillo tercermundista malcriado, pero generoso, el gobierno de Bush trabajaba y lograba el objetivo de conseguirle sustituto al millón y medio de barriles diario que envía PDVSA a USA.

Aportes que ya se sabe irán por el lado de la producción petrolera canadiense y mexicana, que repuestas de malos momentos como el huracán Katrina y la excesiva demanda de China e India, pueden ahora tenderle la mano a un socio comercial como Estados Unidos que no logró, con todo su poder, callarle la boca al titán tropical y caribeño.

Pero es que, además, Chávez y otros caudillos de la petropolítica como Ahmadinejad y Putin, le hicieron un favorcito adicional a Bush -y al resto de los jefes de gobierno de las democracias de occidente-, como es convencer a sus electorados de invertir en los biocombustibles, de proveerse de la materia prima y la tecnología necesarias para comenzar a poner fin a la excesiva dependencia de los combustible fósiles que, aparte de escasos, son contaminantes.

Chávez, por el contrario, convirtió a la economía venezolana en agónicamente dependiente del petróleo y gastó los recursos que providencialmente le cayeron del cielo, menos en diversificar la economía para que Venezuela dejara de ser un país monoproductor, y más para que el gobierno y la sociedad venezolanos resultaran cautivos de las incidencias no controlables de los mercados internacionales del crudo.

Pero lo peor es que destruyó a PDVSA, la convirtió en una empresa con una producción en merma acelerada, sin inversiones para recuperar pozos y equipos perdidos, con un endeudamiento que pasan los 15 mil millones, con el personal calificado exilado o en trance de exilarse, y una nómina de 120 mil trabajadores que son en más de la mitad activistas del partido de gobierno y la revolución y cobran sueldos astronómicos.

Para colmo, con más de la mitad de su producción dirigida a un solo mercado, que es el de los Estados Unidos de Norteamérica, y que en términos de la situación económica internacional es difícil, sino imposible sustituir, pues el otro país del mundo con un volumen de demanda parecida es China y está a 15 mil kilómetros de distancia del puerto venezolano más cercano.

A este respecto hay un detalle a recordar: hace 5 años cuando Chávez anunció que su guerra con Bush y el establecimiento gringo era larga y difícil, habló de diversificar los mercados, y de que el socio indicado para sustituir a los gringos era China, por lo que de inmediato empezaba conversaciones con el gobierno de Álvaro Uribe para que de conjunto construyeran un oleoducto de Maracaibo a un puerto colombiano en el Pacífico para hacer viables las exportaciones de crudo a Asia.

Pero cuán en serio hablaba Chávez, puede notarse en lo dañado que están sus relaciones con el gobierno de Uribe y lo lejos que está el oleoducto y desde luego, China.

Pero hay otro elemento que no conviene olvidar: el 90 por ciento de la producción petrolera venezolana es de crudos pesados y semipesados, que requiere de inversiones gigantescas en los cambios de patrones de refinación que los chinos no están en capacidad de acometer y que ya PDVSA resolvió en los mercados gringos durante un siglo de buenas relaciones con los gobiernos de Estados Unidos.

De modo que con la demanda de Exxon a PDVSA, “El imperio contraataca y Chávez llora y Bush ríe”, porque Bush se preparó para la guerra y Chávez no, porque Bush está en capacidad de renunciar al petróleo venezolano y Chávez no puede renunciar al mercado petrolero norteamericano.

A menos que Chávez decida viajar en burro y no en el Air Bush, de alumbrar Miraflores con velas y no con luz eléctrica, de andar acosado por dos millones de empleados públicos que no cobrarán sus sueldos y de amas de casa que no encuentran comida, de militares con equipos sin repuestos, y millones de vehículos comprados en los últimos años con los petrodólares de la revolución se arruinen en el polvo, el viento y el mocho.

Y ya sabemos cuanto aman los revolucionarios y socialistas siglo XXI el lujo, la buena mesa, la velocidad, el whisky 18 años, el Vega Sicilia, los Ferrari, las Hummer, los Audi, los Mercedes y los BMW.

Ya sabemos cuan dependiente es Chávez del amor de Fidel, Raúl, Daniel, Rafael, Evo, Cristina, Néstor y Lula que dejara de existir en cuando falten los cobres y se cumpla aquello de “que amor con hambre no dura”.

O sea, un dilema entre la agonía y la muerte.

El imperio contraataca, o Chávez llora y Bush ríe
Manuel Malaver
La Razón





La lección de Villavicencio: el gran éxito de Uribe vs. la izquierda mundial

5 01 2008

Álvaro Uribe se ha anotado uno de los más grandes y trascendentales éxitos de su brillante carrera política: ha acorralado política y militarmente a las FARC, ha desenmascarado ante el mundo su naturaleza criminal, asesina y mentirosa y ha empujado a Hugo Chávez y a todos sus aliados bolivarianos –Fidel Castro, Evo Morales, Rafael Correa, Lula da Silva y el matrimonio Kirchner Fernández, entre otros – al más completo y vergonzante ridículo. Suficientemente adobado por las escatológicas y hamponiles declaraciones de la Sra. Bonafini. Ridículo del que ni siquiera se salva el presidente Sarkozy, que ha demostrado escasa perspicacia en el trato con la criminalidad política latinoamericana. Y un parisino Comité Ingrid Betancourt, que sin entender un rábano de qué va la política en esta región se permitió sentirse asqueado por las FARC y Uribe, metiendo en un mismo saco a víctimas y victimarios.

Dios, bien dice el refrán, ciega a quienes quiere perder. La izquierda latinoamericana y mundial, aprisionada en sus mitos y lugares comunes, en sus prejuicios ancestrales y sus maniqueísmos seculares, se ha permitido coquetear con un teniente coronel de igual o peor calaña que el teniente coronel Tejero, ese impresentable militarote español que pretendiera un golpe de estado en febrero de 1981. Se ha negado durante nueve años a darle la más mínima credibilidad al angustioso reclamo de la oposición democrática venezolana, incumpliendo incluso su responsabilidad ante viejas deudas: ¿no fue esa oposición, cuando fuera gobierno, la que auxilió a Felipe González y los socialistas españoles para que luchara contra Franco, contribuyendo de manera esencial al restablecimiento de la democracia española? ¿No fue esta misma oposición, atropellada de manera vil y totalitaria en sus más elementales derechos por este “nuevo líder de la izquierda mundial” la que recogiera a las decenas de miles de náufragos de las dictaduras del Cono Sur?

¿Cómo han respondido los izquierdistas chilenos, argentinos, uruguayos a los llamados de auxilio de sus congéneres venezolanos? Con un portazo en las narices. Instalados en los gobiernos de sus respectivos países, en gran medida gracias al auxilio de la socialdemocracia y el socialcristianismo venezolanos – desde hace nueve años en la oposición – han corrido a respaldar a un teniente coronel de claras ínfulas totalitarias, enceguecidos por sus maletines de dólares y sus compras milmillonarias. ¿Qué ha hecho la izquierda española? Respaldar a quien violaba nuestra democracia, mientras cerraba los ojos ante la tragedia cubana. ¿Qué hace Kirchner? Escupir sobre la democracia venezolana. ¿Qué ha hecho Insulza? Barnizar de democratismo un régimen dictatorial.

Todos ellos, desde Kirchner y la Sra. Fernández hasta Lula da Silva, arrastrando en la comparsa incluso a Rodríguez Zapatero y Sarkozy, han sido enfrentados a la cruda, a la aterrante realidad: las FARC, brazo armado de la revolución bolivariana, asesinan, secuestran, torturan, aterran y mienten. Incluso a sus más dilectos aliados. Y Chávez, que montó este circo para cosechar un éxito diplomático para él y sus aliados de las narco guerrilas, no es más que un payaso irresponsable provisto de una suculenta chequera. Que malversa en provecho de sus delirantes sueños de grandeza.

Merecido lo tienen. Esta es la izquierda. Que asuma sus responsabilidades.

LA IZQUIERDA MUNDIAL Y LA LECCIÓN DE VILLAVICENCIO

Antonio Sánchez García

Noticias24





Muérete Emmanuel

3 01 2008

La segunda parte del show montado por Chávez y sus amigos de las Farc: terminó. Alguien que juega con los sentimientos y el sufrimiento de los secuestrados, no sólo es un cínico y miserable sino que es un ser más perverso que los paramilitares y las guerrillas colombianas juntas, ese único ser macabro es Chávez.

Atrabilioso ya lo había dicho; ” Chávez es un secuestrador, también” y no se equivocó. El circo montado por Chávez desde el 18 de diciembre después que se conociera la noticia del “desagravio” de las Farc con Chávez, después de su fracasada mediación y legitimación del terrorismo, terminó en un peor agravio y una bofetada al mundo entero tal como lo resalta el Mundo de España y otros diarios de importancia del país ibérico.

 
Se le aceptó de todo al dictador socialista: Que hiciera un plan sin consultarlo al gobierno colombiano, que violara nuestra soberanía con sus helicópteros (así a lo último llevaran una estampa de la Cruz Roja Internacional), que trajera a los representantes de países títeres de sus petrodólares y “antoninis”. Nada de esto bastó. El dictador de Barinas, la Córdoba y las Farc jugaron otra vez con los secuestrados (45 en total, o al menos eso dicen los medios) y quedaron en evidencia ante el mundo. El teatro de Chávez cayó al sueño gracias a sus compinches matones de las Farc.

Pero las cosas estaban destinadas al fracaso y eventualmente fracasó todo; y como desagravio próximo las Farc deben liberar como mínimo a los tres que prometieron y a Íngrid Betancourt. No bastó con que todas sus exigencias se cumplieran sino que además trató de manera rústica y torpe (como ya nos tiene acostumbrados a los caribeños predecibles como dice el represidente argentino que no es presidente) de excusar la demora en la entrega de los secuestrados: Que los bombardeos, que el clima, que el perro, que el gato y demás explicaciones absurdas, ridículas y mentirosas para justificar lo que ya se sabía: Las Farc volvieron a mentir y Chávez quedó damnificado.

La macabra, ruin y trágica historia sobre de que Emmanuel estaría en manos del ICBF y su historia clínica demuestra nuevamente el sadismo y la mitomanía de las Farc y esta vez con un ser de escasa edad al cual le jodieron la vida de por vida sin vivirla.

De Chávez y las Farc nos podemos esperar cualquier cosa, asesinar y secuestrar es fácil para ellos. El asesino de Chávez confía más en un grupo de matones y secuestrador que en el presidente legítimamente elegido y con la victoria más amplia en la historia de Colombia desde las épocas de López Pumarejo.

Es obvio que el gran perdedor es Chávez, a pesar desde que comenzó la “Operación Emmanuel” (abusando de manera miserable del secuestro de un niño para darse un baño mediático) Uribe salía perdedor, este último terminó recuperando su protagonismo y poniendo las cosas en su sitio como debió ser desde sus inicios. No sólo desenmascaró las farsa de las farc ep (Ejército del Polo) y de Chávez y demás perros falderos, sino que además lanzó una hipótesis sobre Emmanuel que terminó por terminar lo que las Farc terminaron con su “suspensión” y por no haber dado las coordenadas del show.

Este aparte es importante: “No han faltado analistas para quienes el show montado alrededor de la anunciada liberación de apenas tres de las aproximadamente 750 personas que las FARC mantienen cautivas estuvo dirigido a debilitar al presidente colombiano, Alvaro Uribe, tanto en el nivel local como en el ambiente internacional. “

Y mucho más valioso y contundente son los artículos de Fernando Londoño sobre el tema: El tinglado de la farsa y El burlador burlado.

Tal como lo dijo el delegado de la fracasada “Operación Emmanuel” esta operación solo dependía de que las Farc dieran las coordenadas, lo demás son pataleos del matón de Barinas para tratar de salvar en algo su fracasada operación. Eso de que Uribe “dinamitó” la operación, solo es un cuento rebuscado que solo se creen los criminales amigos de él y los borrablogs de equinoXio (alias los sicarios morales).

Eso de insultar a Uribe es una muestra más de la poca educación que tiene el mico-mandante asesino y secuestrador a quien se le acabó su show mediático. Lo mejor del asunto es que se conoció que el mapa que usó para elaborar su fracasada “Operación Emmanuel” no tenía fronteras: Una muestra más de que el mico se cree el emperador de la Gran Colombia.

Para rematar con la voluntad de paz de las Farc, alias Tirofijo anunció una arremetida militar contra Colombia en el 2008.

¿Y el título de la entrada por qué? En realidad es Muérete Manuel Marulanda.





Chávez perdió la reforma

3 12 2007

El pueblo venezolano ejerciendo su derecho ciudadano decidió seguir con la democracia y castigar a la dictadura del comunismo salvaje propuesta por el Chávez, alias Mico-Mandante.

Venezuela le calló la boca al matón del teniente coronel Hugo Rafael Chávez Fría y dejó su gobierno tambaleando y con cierta dosis de ilegitimidad.

Los resultados son claros

A favor de la reforma: 4.379.392 millones de personas y con un porcentaje del 49,30%

En contra a la reforma, el No: 4.504.354 millones de personas y con un porcentaje del 50,70%

Venezuela le dijo sí a la democracia y no al comunismo y a la dictadura.

¡Chávez renuncie ya! Ahora hay que sacar al mico-mandante del palacio de Miraflorez.





Philips trastea a Bogotá producción de Venezuela

27 11 2007

Los trámites cambiarios y el abastecimiento de materias primas obligaron al cambio de la multinacional para sus operaciones en el continente.

Desde enero, Philips empezará en la zona franca de Fontibón la producción de balastos, tras desmontar la operación que tenía en Venezuela.

Así lo anunció Luis Felipe Loaiza Granda, CEO de Philips Colombia, quien explicó que la decisión se tomó por las dificultades que ha tenido la compañía con los trámites cambiarios que rigen en el vecino país, lo que a su vez generó inconvenientes para la importación de materias primas.

Loaiza indicó que en Venezuela también se producían luminarias, pero que en Colombia no se hará porque la infraestructura que operaba no era tan moderna.

El traslado de la línea de balastos a Bogotá fortalecerá a Colombia en su papel como punto estratégico de exportación para Philips en la región. La otra planta está en Brasil.

Desde la zona franca de Fontibón, la compañía vende a 12 países entre los que están México, Chile y Venezuela.

En el mercado colombiano, además de la adecuación de la nueva línea, trabaja en el fortalecimiento de la línea de bombillos ahorradores, a tono con las campañas mundiales para reducir la demanda de energía.

La empresa iniciará desde el próximo fin de semana una alianza con Almacenes Éxito para que clientes que tengan bombillas incandescentes de cualquier marca, y sin importar si están dañadas, pueda acercarse a los puntos de la cadena y reclamar un bono de ahorro de cinco mil pesos que se puede hacer efectivo en la adquisición de lámparas fluorescentes compactas(ahorradoras), de la marca Philips.

La campaña ‘ay una luz para salvar el medio ambiente’, está en línea con una nueva legislación que evalúa el Ministerio de Minas para que desde el 2010 se reduzca en forma importante el uso de bombillas incandescentes instaladas en el país.

Se estima que el mercado de bombillos en Colombia alcanza los 70 millones de unidades al año, de los cuales 65 millones son incandescentes. El resto son fluorescentes.

Esto no difiere de las cifras internacionales: en el mundo se fabrican 13 billones de bombillas incandescentes y solamente dos billones de las ahorradoras.

Loaiza explicó que la tendencia a la nueva tecnología con un producto que es más durable para el consumidor, se reflejará a nivel industrial.

Es así como Philips estima que en el 2016 cerrará sus bombillas incandescentes en Europa, política que no será ajena en Colombia, pero sobre la cual no hay nada concreto.

El crecimiento de la empresa en Colombia llega hasta octubre al 26 por ciento, con ventas por 50 millones de dólares en el negocio de iluminación.

Fuente: Portafolio