La tregua que incumplieron las Farc resumida en trinos

21 01 2013

La guerrillera terrorista de las Farc incumplió la tregua unilateral que anunció desde Cuba como buena voluntad a los diálogos de paz que iniciaba con el gobierno del farsante Juan Manuel Santos.

En trinos resumo como terminó la supuesta tregua





La solución final

30 08 2009
Alias Franciso, profesor de la Universidad Nacional

Alias Franciso, profesor de la Universidad Nacional

La solución final es la eliminación física del presidente Álvaro Uribe. Las FARC aún no desisten de su plan demencial y criminal de asesinar al presidente Uribe.

La eliminación es perfecta para El polo, Chávez, Las Farc, Los mamertos de siempre, Los narcotraficantes y Los mafiosos de toga.

Se descubrió un plan para atentar contra el avión presidencial, el acto terrorista era dirigido por alias Francisco, profesor de la Universidad Nacional (muladar criminal, cueva de bandidos y demás asesinos) como cosa extraña las universidades públicas colombianas solo producen bandidos y escoria.

Esta intención criminal concuerda con la revelación hecha hace dos semanas por la FM, la cual mostró que Iván Cepeda fue descubierto tomándole fotografías a los alrededores de la finca del señor presidente en Montería, El Ubérrimo.

¿Por qué Cepeda estaría tomando fotos? Será parte de la solución final también? Por sus actuaciones y declaraciones no cabe duda que Cepeda es un criminal solapado melifluo, pero muy peligroso.

¿Qué tal si un ministro le toma fotos a la casa de Cepeda? ¿Escándalo nacional, no?





Respuesta a un impune e impúdico Editorial de El Espectador

7 11 2008

Editorial de El Espectador: El Palacio de Justicia: 23 años de impunidad

Qué sinvergüenzas son estos señores de el espectador, pedir severidad para los militares y por otro lado ignorar que todo comenzó por los terroristas del M-19 que asesinaron a mansalva a los vigilantes y a varios magistrados y luego procedieron a quemar expedientes por orden de su patrón, Pablo Escobar, quién les pagó 2 millones de dólares para cometer ese salvaje e inhumano acto.

Pero aquí parece que las declaraciones de Popeye y Virginia Vallejo sólo sirven para condenar a Santofimio, pero para acusar a los del M-19 por narcotráfico no sirve. Si les parece un circo el hecho que varios militares hayan quedado en libertad por vicios de procedimiento, más circo y cínico es que los que comentieron esta macabra acción estén amnistiados.Señores de El espectador, que cínicos son.





“Raúl Reyes no era un terrorista”: Jaime Caicedo del PDA

14 03 2008

Una muestra más de los inocultables vínculos del Polo democrático con las Farc.

 Quizá esto que decía Iván Ríos en su PC nos aclare muchas cosas ”
En otros correos atacan al Polo Democrático y aseguran que “toma distancia con sus propios fantasmas y esconde todo lo que tuvo que hacer para llegar hasta donde está”.”





Abatido Iván Ríos del secretariado de las Farc por el ejército de Colombia

7 03 2008

Fue dado de baja el miembro del secratariado delas Farc, Iván Ríos por el ejército de Colombia en el departamento de Caldas.

Según la WRadio, el terrorista fue abatido por el ejército en una operación relámpago y satelital en el municipio de Samaná, Caldas.

Iván Ríos, es el hombre más joven del secretariado y fue abatido por el ejército en Samaná.

Iván Ríos era el cuarto hombre en la línea de mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Fuente: WRadio y El Colombiano

 





La siniestra hipocresía de Rafael Correa y Hugo Chávez

2 03 2008

“Tras guardar un minuto de silencio, Hugo Chávez ha arremetido contra Uribe, al que ha tachado de “criminal que dirige una banda de criminales”, y le ha acusado de provocar una guerra con Ecuador. Ha ordenado mandar 10 batallones, incluídos carros de combate y aviones, a la frontera y ha ordenado cerrar la Embajada de Venezuela en Bogotá.
Noticias24.com

Convertir a las víctimas en victimarios y a los invasores en invadidos: esa es la clave mágica del propagandismo totalitario. Lo postuló por primera vez la pensadora judeo-alemana Hannah Arendt al desentrañar la hipócrita dialéctica del totalitarismo fascista: culpar a los judíos de males de los que eran sus principales víctimas. Y encontrar así el pretexto para exterminarlos. Incineró a seis millones y por poco los extirpa del planeta. Culpable no era Hitler, ni las SS ni la GESTAPO: era el pobre abastero de la esquina. Su pecado: practicar otra religión que la dominante. Incendió el Reichstag: culpó a los comunistas. Invadió Polonia. Culpó a los polacos. Perdió la guerra. Culpó a los alemanes.

Es la dialéctica de la siniestra hipocresía que hoy emplea Hugo Chávez frente al legítimo derecho de los colombianos, de su presidente Álvaro Uribe y de sus Fuerzas Armadas de combatir a quienes subvierten el orden y le declaran la guerra – armas en la mano y con todo un ejército – al estado de derecho en la vecina república. Permite de manera absolutamente descarada la invasión de nuestro territorio a sus aliados de las narcoguerrillas colombianas. Y sirve de cómplice al presidente del Ecuador Rafael Correa en su indignado reclamo por la muerte de Raúl Reyes a 1.800 metros de la frontera con Colombia. Pero ambos, Chávez y Correa silencian de manera ostentosa la invasión practicada por sus aliados de las FARC a sus respectivos territorios.

Arde en indignación el teniente coronel y amenaza con desatar la guerra contra Colombia si su ejército osa tocar el santuario de las FARC en territorio fronterizo venezolano. Y envía tropas, carros de combate y aviones a resguardarlos de un posible ataque desde territorio colombiano. Cerrando de paso nuestra – no suya y personal – embajada en Bogotá. Pero no se indigna por la presencia de Raúl Reyes en territorio ecuatoriano. Ni alza la voz contra los comandantes de las FARC que han establecido campamentos para sus tropas en la Guajira venezolana y se pasean a lo largo de nuestras fronteras como Pedro por su casa.

¿Quién tiene la razón: las narcoguerrillas de Marulanda y Raúl Reyes que le han declarado la guerra al Estado y a la sociedad colombianas o el presidente de la república de Colombia, reelecto con una abrumadora mayoría de sus electores y que en su guerra de Estado contra las narcoguerrillas cuenta con el respaldo casi unánime de su ciudadanía? ¿El estado vecino con quien mantenemos lazos históricos de vecindad o las narcoguerrillas que amenazan con su disolución? Guarda Hugo Chávez un minuto de silencio por la muerte de un terrorista y forajido, sus voceros se refieren al jefe de las FARC como al “Señor” Raúl Reyes, a las FARC como “Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército Popular”, exigen se les reconozca carácter beligerante y descalifican la cruzada del gobierno colombiano contra sus insurgentes como si se tratara de “una guerra privada de Álvaro Uribe”. Goebbels no lo haría mejor.

¿Por qué no reclaman Hugo Chávez, Nicolás Maduro, Cilia Flores, el ministro de la defensa y quienes tienen el deber y la obligación por velar por nuestra soberanía por la invasión de los irregulares colombianos a nuestro territorio? ¿Por qué no le ponen freno a sus desmanes, secuestros, asesinatos y cobro de vacunas en nuestros estados fronterizos? ¿Por qué les brindan respaldo, les proveen de identidad, los alojan en Fuerte Tiuna? Porque forman parte del tinglado político del expansionismo chavista. ¿Por qué no lo hace Rafael Correa? Porque recibe precisas instrucciones de Hugo Chávez, a quien le debe su presidencia.

De allí la gravedad que reviste la desaparición de Raúl Reyes para el expansionismo chavista. Es un golpe mortal a su delirante proyecto de la Gran Colombia. Que se vaya despidiendo.

Encontró en Uribe la horma de su zapato. Y en nuestro pueblo el vengador justiciero que lo sacará más temprano que tarde del poder que envilece. Le está llegando su hora. De nada le servirá su indignación.

LA HORMA DE SU ZAPATO
Antonio Sánchez García





27 candidatos fueron asesinados por el narcoterrorismo

28 10 2007

Las autoridades señalaron que de los 27 crímenes, 20 corresponden a candidatos inscritos, igualmente se estableció que en al menos tres de esos hechos, los móviles fueron vinculados a problemas personales de los candidato y no a acciones de grupos armados para torpedear la campaña.

El Gobierno Nacional reconoció que aunque en la campaña política que hoy culmina fueron asesinados menos candidatos, los atentados contra los dirigentes políticos se incrementaron de una manera preocupante

Las acciones de actores armados especialmente las Farc durante la campaña política dejaron como saldo además cuatro secuestrados y un número importante de aspirantes desplazados.

La mayor presión armada según datos oficiales se presentó en Huila, Valle, Antioquia y Tolima. Las principales víctimas de la violencia fueron los aspirantes a los concejos. La Viceministra del Interior María Isabel Nieto dijo que en la campaña se dispararon los atentados, llegando a 22 acciones directas contra candidatos y nueve contra sedes política, a pesar de esas agresiones este año murieron 10 candidatos menos que las elecciones del año 2.003

Aunque no se cuantificó el dato exacto de candidatos desplazados, el Gobierno reconoció que un número importante de actuales concejales que buscaban su reelección fueron incluidos en el plan de reubicación temporal dentro de sus departamentos por lo que eran trasladados a sus regiones para actos públicos y luego regresaban a lugares en los que se garantizara su seguridad.

La siguiente es la lista de candidatos asesinados durante la campaña.

* Freddy Enrique Obregón, aspirante a la Alcaldía de San Calixto, Norte de Santander, por el Partido Conservador
* Ramiro Rodríguez, candidato al Concejo de Garzón, Huila, por Convergencia Ciudadana
* Fabio de Jesús Baldelamar, candidato por la Alianza Social Indígena a la Alcaldía de Cartagena del Chairá, Caquetá
* Juan Manuel Caballero, candidato conservador a la Asamblea del Meta
* Julio César Morantes, aspiraba a la Alcaldía de Villarrica, Tolima por el Partido de la U
* William Valderrama, aspirante conservador al Concejo de Tuluá
* Key Berniel Cera, candidato del Movimiento Cívico Independiente al Concejo de Curumaní, Cesar-
* Jaír Antonio Correa, aspirante por el Partido de la U al Concejo de Buga
* Róbinson Salazar, aspirante por Alternativa Liberal al Concejo de Villavicencio, Meta
* Humberto Cabrera, inscrito por Apertura Liberal al Concejo de Curillo, Caquetá
* Anuar Yaver Cortés, candidato por el Partido Liberal a la Alcaldía de Aguachica, Cesar
* Alberto Martínez, candidato a la Alcaldía de Rioblanco, Tolima, por Convergencia Ciudadana
* Jairo Alberto Atehortúa, aspirante por el Liberalismo Social al Concejo de San Francisco, Antioquia
* Segundo Alfredo Moreno, candidato del Partido Liberal al Concejo de Ipiales, Nariño
* Manuel José García, aspirante por el Partido Afrocolombiano al Concejo de Algarrobo
* Jairo de Jesús Casanova, candidato liberal a la Alcaldía de Puerto Guzmán, Putumayo
* Freddy Borrero, candidato al Concejo de Yumbo por la Alianza Social Indígena
* Gustavo Arcila, aspirante al Concejo de Génova, Quindío, por el Partido Liberal
* Jesús Albeiro Montoya, aspiraba a la Alcaldía de Samaná, Caldas por el Partido de la U
* Javier Jaramillo, candidato a la Alcaldía de Morales, Cauca, por el Partido Liberal
* Widis Núñez, candidato por el Partido Conservador al Concejo de Santa Rosa, Bolívar
* Hildardo Antonio Toro, candidato de Alas Equipo Colombia al Concejo de Cocorná, Antioquia
* Medardo Vásquez, aspirante al Concejo de Cocorná por Convergencia Ciudadana
* Adolfo León Álvarez, candidato de Cambio Radical a la Alcaldía de Ataco
* Benjamín de Jesús Valbuena García, aspirante de Colombia democrática al Concejo de Toledo Antioquia
* Gratiniano Murcia candidato a la Alcaldía de Cartagena del Chaira
* Liliana Polania Aspirante a la Asamblea de Caquetá del partido Convergencia Ciudadana.

Fuente: El País de Cali

Las elecciones menos violentas en 10 años

Por Alfredo Rangel

(…)La opinión pública nacional se ha visto justamente conmovida por la oleada de violencia política durante las semanas previas a las elecciones de hoy. Esto ha llevado a algunos a concluir erróneamente que nuestra democracia está en las mismas condiciones de inseguridad de años anteriores. La verdad es que, a pesar de esa equivocada percepción, el país ha avanzado mucho en recuperar la libertad política y la seguridad en los procesos electorales. De hecho, las que hoy culminan han sido las elecciones menos violentas de los últimos diez años. Un triunfo de la Seguridad Democrática.

Datos al canto. Según un estudio de la Fundación Seguridad y Democracia, en 1997 hubo 133 homicidios y 434 secuestros relacionados con el proceso electoral de entonces, lo que afectó a 211 municipios, esto es, el 20 por ciento del total. En el año 2000, los homicidios fueron 114 y los secuestros 133, en 157 municipios. En el 2003 hubo 94 homicidios y 35 secuestros, en 88 municipios. Durante el presente proceso electoral las cifras descendieron a 64 homicidios, 12 secuestros y los municipios afectados bajaron a 62, o sea, 5 por ciento del total. En resumen: con relación a las elecciones de hace 10 años, esta vez tuvimos 2 veces menos homicidios, 36 veces menos secuestros y 3,5 veces menos municipios violentos. Así, afortunadamente para nuestra democracia, resultaron exagerados los vaticinios de la Misión de Observación Electoral, MOE, que estimó en 339, o sea, el 30 por ciento, los municipios con riesgo alto y extremo de violencia.

Este descenso de la violencia electoral tiene tres explicaciones: la desmovilización de los paramilitares, el debilitamiento de la guerrilla y la casi desaparición -por el debilitamiento de ambos- del enfrentamiento entre esos grupos irregulares. En efecto, el paramilitarismo pasó de tener 16 mil hombres en armas dedicados principalmente a mantener y expandir su control político de las regiones, a tener solo 3 mil hombres ocupados mayormente en el narcotráfico, la extorsión, el robo de combustibles, etc.

Por su parte, el Eln pasó de 4.500 hombres a unos 1.200, y de realizar 538 secuestros en el primer año del gobierno de Uribe a solo 20 secuestros en el último año. Las Farc, por primera vez en su historia, tuvieron un descenso en el número de combatientes, de unos 18 mil a cerca de 14 mil. Pero su actividad armada ha descendido mucho más: sus retenes ilegales, por ejemplo, pasaron de 278 en el 2002 a 96 en el 2006, o sea, una disminución del 70 por ciento. Sobra decir que en estas elecciones las Farc no hicieron una demostración de fuerza sino de debilidad pues, siendo los principales ejecutores de la reciente violencia electoral, no lograron su propósito de sabotear los comicios en los municipios donde se encuentran sus frentes. Las autoridades se lo impidieron. (…)