Hollman Morris, el periodista de las FARC

5 02 2009

Alguna vez existió un personaje que puso a su disposición todos los medios de comunicación, ese personaje se llama Hollman Morris…

Las FARC anunciaron el domingo en la mañana a la terrorista Piedad Córdoba el nombre de los 4 uniformados que serían liberados, el show mediático montado por Córdoba y su recua de asesinos de Colombianos por las FARC estaba listo.

El operativo de liberación transcurrió el domingo, todo iba bien, el CICR garantizaba la imparcialidad, los colombianos por la FARC, Teodora de Bolívar, Jorge Botero (experto mercader de secuestrados, caso Emmanuel) Iván Cepeda (terrorista camuflado que provocó una asonada junto con Claudia López el año anterior en la embajada de Costa Rica dónde con palos y piedras trataron de matar a Mario Uribe Escobar acusándolo y crucificándolo de paramilitar, para después resultar desvanecido su proceso, a este último le terminaron levantándole la medida de aseguramiento), Gloría Cuartas, reconocida enemiga del estamento militar (¿por qué quería ayudar a los militares ahora?) quién pidió la libertad para los terroristas Simón Trinidad y Sonia.

Los enemigos del estado tendieron una celada casi perfecta, pero no contaron con el ingenio de nuestro señor presidente Álvaro Uribe quién mandó a seguir a esta comisión de peligros asesinos, quizá los más peligrosos de todo el hemisferio occidental.

La operación de liberación de los uniformados se llevo acabo y luego surgió el primer inconveniente, el señor Botero que iba como ‘garante’ pero de las FARC dijo que había bombardeos y combates (cosa TOTALMENTE FALSA) que fue descartada por liberados. Este señor que tenía que cumplir sus compromisos con la FARC llamó a TeleSur (teleBaSURa) para decir que los estaban siguiendo (cómo no muy cierto, pero un avión de la FAC estuvo a 20 mil pies de altura de la misión ‘política’, grave error donde mintió el gobierno y luego tuvo que dar un bandazo.) Este señor Botero no contento con llamar a los apologistas de las FARC, pasó al comandante del operativo un asesino llamado ‘El negro Mosquera’ quién de manera cínica como siempre insultó al gobierno y mintió cuando dijo que había combates sólo para generarle problemas al gobierno Colombiano.

El señor Botero si quería decir que había seguimientos y que esto ponía en riesgos sus vidas y la de los secuestrados solamente tenía que hablar él, no tenía que darle publicidad al terrorismo, pero parece que esta era la contraprestación entre Botero, Las FARC y los Terroristas por la FARC.

Pero el cóctel terrorista no terminaría ahí, un reconocido promotor de masacres y asesinatos; y además mercader de los secuestrados conocido como Hollman Morris era el centro del cóctel.

Como arte de magia apareció en el lugar de la liberación de los soldados secuestrados, nadie sabe cómo apareció allá, pero todos salen a defender y a decir que fue una coincidencia cómo dicen los infames de equinoXio y Semana.

Morris argumentó que se iba a reunir con un alto mando guerrillero en la zona (plop!), no creo que el Negro Mosquera fuese un alto mando y además en esa zona es poco probable que hubiese un alto mando de las FARC sí en ese departamento (Caquetá) se llevaría a cabo la misión política de liberación de los secuestrados.

Los intereses del comandante Toledo

La teoría mía encaja cuando aparece un miembro de Colombianos por las FARC, el propagandista del terrorismo conocido en el mundo criminal como Toledo y en la sociedad como Carlos Lozano Guillén.

El interés de Toledo era tener toda la primicia de la liberación de los secuestrados y hacer pasar a las FARC como héroes. Primero envió a sus súbitos Morris y Raigozo para obtener declaraciones a favor de las FARC, luego aparecer él con los militares liberados y así de sencillo lavar su imagen ante el mundo y pasar como perseguido político. La jugada iba bien.

La fiesta terrorista alternativa que montó Morris como lo calificó Uribe, salió bien… Incluso tuvo el descarado de pedir que fuera sacado en el helicóptero de la misión política-terrorista, pero alguna razón, quizá el CICR no permitió esto.

Morris junto a Raigozo trabajan en Voz (medio de las FARC y su brazo político el polo democrático) ahora entienden? La mentira de Morris cayó fácil pues era muy irreal que el se fuera a visitar a un comandante de alto nivel y luego terminara en la misión política donde su jefe obeso y bigotón era parte integral del complot contra Colombia y la humanidad.

El periodista Morris que tiene medidas cautelares de CDIH, se le escapó a sus escoltas y puso su vida en “riesgo”. Además montó una tremebunda orgía terrorista dónde obligó junto con sus socios de las FARC a los secuestrados a hacer declaraciones forzadas con el chantaje de no liberarlos. Lo de Morris no es falto de ética pues nunca la ha tenido pues hace algún tiempo ya había falsificado pruebas de supervivencia (¿o me equivoco?) Sino criminal. Este terrorista debería estar confinado en una mazmorra por el resto de su vida por hacer eso con personas indefensas como los secuestrados.

Por esta razón los argumentos de Semana y de los equinoXio no son más que una tremenda falacia criminal que sólo puede ser escrita por seres miserables y pérfidos.

Adenda: La FarcPolítica va más adelantada en Ecuador que en Colombia, gracias a la complicidad de Iguarán y la mafiosa corte suprema de no sé qué de Colombia.

Fue capturado un alto ex funcionario de apellido Chauvín quién confirmó que Correa mantenía relaciones con La FARC.

Esto sumado junto al llamado a juicio de la terrorista mexicana Lucía Morett demuestra la eficacia de la justicia Ecuatoriana.

¿Y otra vez los datos de los computadores de Raúl Reyes se siguen confirmando, cómo les duele esto a los mamertos no?

Anuncios